El presidente del Concejo Municipal de Los Ángeles aseguró que las ciudades vecinas envían deliberadamente personas sin hogar a su ciudad

Las declaraciones se dan en un momento en el que la ciudad enfrenta una crisis por el crecimiento de personas en situación de calle.

El presidente del Concejo Municipal de Los Angeles, Paul Krekorian, aseguró que las ciudades vecinas están enviando deliberadamente personas sin hogar a su ciudad. 

"Sabemos desde hace mucho tiempo que otras ciudades, otras jurisdicciones, prefieren simplemente empujar a la gente a Los Ángeles en lugar de abordar el problema ellos mismos (...) Hemos visto ejemplos de eso", dijo Krekorian en una conversación reseñada por NBC News

En ese sentido, el demócrata se refirió a un video en el que se ve que la Policía deja a un hombre en las calles. Sin aportar más pruebas, insistió en que además de ese caso tienen otros indicios de que las agencias policiales vecinas están depositando a personas sin hogar en Los Ángeles.

Además, como ejemplo, citó un caso en el que explicó que dejaron a un hombre frente a su oficina la semana pasada y que la persona dijo que se había quedado sin hogar mientras vivía fuera de Los Ángeles. The Latin Times señaló que "no proporcionó más pruebas de acciones continuas de este tipo, pero dijo que su oficina está al tanto de casos similares que involucran al Departamento del Sheriff del condado".

Entre tanto, el presidente del Concejo Municipal sostuvo que la ciudad está implementando medidas para hacer frente. A su juicio, las otras ciudades no están haciendo lo mismo.

"Estamos construyendo viviendas. Estamos construyendo refugios. Estamos haciendo todo lo que es necesario. Otras ciudades parecen no hacer nada más que llevar a la gente a nuestra puerta, lavarse las manos y dejarles", resaltó Krekorian

Las declaraciones del presidente del Concejo Municipal se dan en un momento en el que la ciudad enfrenta un problema por el aumento de las personas sin hogar. De acuerdo con datos recogidos por The Latin Times al menos 181.000 personas se encuentran actualmente sin hogar en California. De ellos, más de 71.000 viven en Los Angeles.