El jefe del hospital más importante de Gaza reconoce que Hamás usaba las instalaciones como una base militar terrorista

Ahmad Kahlot había sido capturado recientemente por las autoridades de Israel y realizó una confesión grabada que fue difundida en las redes sociales.

Ahmad Kahlot se desempeñó hasta hace unos días como director del Hospital Kamal Adwan , el más importante de la Franja de Gaza, foco de conflicto en medio de la guerra entre Israel y Hamás. Sin embargo, fue detenido recientemente por fuerzas israelíes, que lo filmaron mientras confesaba que el centro de salud en realidad era una suerte de maquillaje para una base militar del grupo terrorista.

El arresto de Kahlot tuvo lugar en el norte de Gaza y desde entonces está en custodia de Israel. El video de su interrogatorio fue publicado el martes y no tardó en viralizarse en las redes sociales. El diálogo se dio con el servicio de seguridad israelí Shin Bet, a quienes les dijo que se unió a Hamás en el 2010 y que tenía un rango equivalente al de general de brigada.

En cuanto al funcionamiento del hospital, reveló que alrededor de 16 empleados, incluidos médicos, enfermeras y paramédicos, eran miembros del ala militar de Hamás, concretamente de las Brigadas Izz ad-Din al-Qassam. A su vez, señaló que, bajo su gestión, el centro de salud se convirtió en una elaborada base militar que había refugiado hasta 100 terroristas.

Kahlot también reveló que algunos líderes del grupo yihadista tenían oficinas privadas dentro del hospital. “Existe un espacio designado para interrogatorios, seguridad interna y seguridad especial”, indicó al respecto.

Al ser consultado sobre por qué se eligió ese hospital como refugio, respondió que era un "lugar seguro", en el que tenían certezas de que no sufrirían "ningún daño". En adición, dijo que una vez llevó al hospital a un soldado israelí secuestrado y que utilizo las ambulancias para transportar a algunos rehenes vinculados al 7 de octubre.

Críticas a algunos miembros de Hamás: "Cobardes"

El ahora exdirector de Kamal Adwan, disparó también contra algunos líderes de la organización terrorista, argumentando que eligieron sacrificarlos para poder salvarse. “Nos dejaron a la intemperie mientras ellos se escondían. El pueblo es el que se jodió", expresó.

“Desafortunadamente nos sacrificaron”, añadió para luego calificarlos de "cobardes".