fbpx

El director del FBI adopta el papel de víctima tras la redada en Mar-a-Lago

Christopher Wray ha recibido un aluvión de criticas tras la redada realizada en la residencia de Donald Trump.

El director del FBI, Christopher Wray, ha dicho en una rueda de prensa este miércoles que está preocupado por los comentarios en las redes sociales contra él y otros agentes de la ley, tras el registro sin precedentes de su agencia en la finca del expresidente Trump en Mar-a-Lago.

Wray se negó a responder preguntas sobre por qué los agentes del FBI entraron en el resort de Trump en Palm Beach, Florida. No obstante, tachó los señalamientos que está recibiendo como amenazas reales: "Siempre me preocupan las amenazas a las fuerzas del orden". Y añade:"La violencia contra las fuerzas del orden no es la respuesta, independientemente de con quién se esté molesto".

El director del FBI tachó las expresiones publicas alusivas él como "deplorables y peligrosas".

 

Por parte Trump ha exigido una respuesta del FBI y el Departamento de Justicia sobre por qué se llevó a cabo la búsqueda y qué propiedad fue incautada: "Estos son tiempos oscuros para nuestra nación, ya que mi hermosa casa, Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, fue allanada por un gran grupo de agentes del FBI", dijo Trump el martes en un correo electrónico enviado por el comité de acción política Save America de Trump.