fbpx

El Departamento de Justicia apela la revisión independiente de los documentos de Mar-a-Lago

La moción presentada por el DOJ pretende acceder de inmediato a un centenar de archivos incautados en la residencia de Trump sin esperar a la revisión del maestro especial designado para el caso.

El Departamento de Justicia (DOJ) solicitó el viernes a un tribunal federal de apelaciones que deje en suspenso parte de la orden del juez que nombró a un maestro especial para revisar los documentos que el FBI incautó en la residencia Mar-a-Lago de Donald Trump.

El DOJ pidió a la Corte de Apelaciones del 11º Circuito que permita al FBI recuperar inmediatamente el acceso a unos 100 documentos clasificados y no paralizar su análisis hasta que se incorpore el perito independiente recientemente designado.

El Departamento de Justicia no pidió al tribunal que revocara el nombramiento del árbitro independiente, sino que la moción es una apelación parcial que permitiría a los fiscales seguir trabajando con los documentos mientras que Raymond Dearie, el perito especial nombrado por la jueza Aileen Cannon, realiza su revisión.

Los fiscales argumentaron en la moción que Trump no podría hacer valer el privilegio ejecutivo sobre los documentos, que son propiedad del Gobierno.  También instaron al tribunal a pronunciarse "tan pronto como sea posible" sobre su moción porque en su opinión el "público sufriría un daño irreparable en ausencia de una suspensión."

Aunque el Gobierno cree que el tribunal de distrito se equivocó fundamentalmente al nombrar a un maestro especial y conceder una medida cautelar, el Gobierno busca suspender sólo las partes de la orden que causan el daño más grave e inmediato al gobierno y al público.

A principios de mes, Trump obtuvo una importante victoria cuando un juez federal ordenó que un maestro especial revisara las pruebas incautadas por el FBI durante su redada en la finca del expresidente en Florida. Ahora el Departamento de Justicia contraataca asegurando que retrasar la revisión de estos documentos clasificados"impide los esfuerzos del gobierno por proteger la seguridad nacional".

La nueva presentación ante el 11º Circuito acelera la disputa sobre el registro de Mar-a-Lago hasta el tribunal de apelaciones y plantea la posibilidad de que se pida al Tribunal Supremo que se pronuncie en las próximas semanas.

El jueves, la jueza Cannon designó al maestro especial Raymond Dearie para revisar los archivos requisados. Ahora, Dearie tiene de plazo hasta el 30 de noviembre para revisar la documentación.  El Departamento de Justicia quiere adelantarse y realizar su propio análisis sin esperar al del perito independiente.