fbpx

El FBI registra la residencia de Donald Trump en Florida por el asalto al Capitolio

“Nunca había ocurrido algo como esto a un presidente de los Estados Unidos", ha declarado el expresidente en un comunicado.

Un equipo de la Oficina Federal de Investigación (FBI) entró con una orden judicial en la residencia de Donald Trump en Florida, Mar-a-lago. “Nunca había ocurrido algo como esto a un presidente de los Estados Unidos. Después de trabajar y colaborar con las agencias del gobierno, un registro por sorpresa en mi hogar no es ni necesario ni apropiado”. “¡Incluso han entrado en mi caja fuerte!”, ha dicho el ex presidente.

La Administración de Registros y Archivos Nacionales informó a un panel del congreso el pasado febrero que Donald Trump guardaba en Florida documentos clasificados. Algo que el propio entorno del ex presidente había comunicado al Departamento de Justicia. En enero, la Administración de Archivos recuperó 15 cajas de documentos del presidente.

Asalto al Capitolio

Es cierto que ninguno de los ex presidentes ha pasado por algo parecido en toda la historia del país. La actuación realizada por el FBI forma parte de una investigación de su papel en el asalto al Capitolio que se produjo el 6 de enero de 2021, mientras el Congreso contaba los votos electorales que le otorgarían a Joe Biden la presidencia de la república. Esos hechos tampoco tienen precedentes en la historia del país. 

La posible responsabilidad del ex presidente Trump proviene de que los asaltantes venían de escuchar un mítin del todavía presidente, en el que insistía en que las elecciones habían sido fraudulentas y le habían robado la presidencia. Los asaltantes irrumpieron en el Capitolio y ocuparon varias de sus estancias. El edificio que alberga al Congreso tuvo que ser evacuado por motivos de seguridad. Se produjeron tiroteos con los guardias, a resultas de los cuales murieron cuatro personas. Los servicios de seguridad encontraron tres artefactos explosivos de elaboración casera. 

Comité del 6 de enero

El Congreso, con el impulso del Partido Demócrata y de 35 de los representantes republicanos, conduce un comité dedicado a investigar los hechos. Según varios expertos, los testimonios recabados durante el comité no tienen validez jurídica, y no supondrán una carga para Donald Trump en un posible juicio por el asunto.

La Casa Blanca no estaba informada de la actuación del FBI, según le ha hecho saber al diario Wall Street Journal. El mismo periódico informa de que en el momento del registro el ex presidente se encontraba en Nueva York.