fbpx

Los demócratas buscan reconectar con los votantes acusando al Partido Republicano de ser "extremista"

El Comité Nacional Demócrata se coordina con la Casa Blanca y con las organizaciones demócratas de cada estado.

El 8 de noviembre se celebran las elecciones de mitad de mandato. A la vista de las encuestas, lo más probable es que el Partido Republicano tome el control de ambas cámaras. Según FiveThirtyEight, hay un 48% de posibilidades de que el GOP controle ambas Cámaras, por un 16% de que ocurra lo contrario. Por otro lado, el otro 36% de opciones las tiene la posibilidad de que el Partido Demócrata retenga el control del Senado, y los republicanos la Cámara de Representantes.

A ello hay que sumar que el presidente Joe Biden es el más impopular en 75 años, que la crisis económica ya asoma, y que el intento de la Casa Blanca por redefinir la definición de la palabra "recesión" no tiene mucho recurrido. Nancy Pelosi, líder demócrata en la Cámara de Representantes, es la político más impopular de América.

La preocupación en el Partido Demócrata es evidente, y están buscando un modo de darle la vuelta a las encuestas para reconectar con los votantes. Edward Isaac Dovere, en la web de CNN, informa de la honda preocupación de los demócratas, y sobre la estrategia que van a seguir para ganarse un apoyo mayoritario.

"Son unos extremistas"

La situación les obliga a coordinar un mensaje conjunto al pueblo americano. Pero según informa la CNN no es un mensaje de ilusión y propuestas para los retos del país, sino que "multitud de líderes y candidatos demócratas en algunas de las contiendas más reñidas están pidiendo a los líderes del partido, incluido el presidente Joe Biden, que se centren en señalar a los republicanos como 'extremistas'".

La información cita el análisis ofrecido por el senador demócrata Brian Schatz, de Hawaii. Schatz considera que "los demócratas seríamos irresponsables, tanto moral como políticamente, si nos limitáramos a seguir el mismo rollo (...) sobre la mejora de las infraestructuras". No. En lo que tienen que centrar su mensaje es en el hecho de que el Partido Republicano podría ganar las elecciones, lo cual les permitirá "actuar realmente con impunidad". Los republicanos están "fuera de sí, y tenemos que decirlo".

"¿Realmente quieres votar por esa persona?"

La estrategia de acusar al otro partido de extremista está pensada para obtener el apoyo de los ciudadanos que cambian su sentido del voto. Especialmente de los que son "suburbanos, licenciados y, en general a las mujeres". Se refieren a los que, por ejemplo, votaron a Biden en 2020 pero lo hicieron por el gobernador republicano Glenn Youngkin en 2021.

La CNN cita a un estratega político que trabaja para los demócratas en la Cámara de Representantes. Su mensaje al votante sería: "Entiendo que estás frustrado, todo apesta. Pero esa persona (en referencia a un candidato republicano) piensa que no puedes quedar embarazada por violación. Esa persona cree en QAnon... Sé que no te gustan los demócratas, pero ¿realmente quieres votar por esa persona?".

"Peligrosos" y "amenazantes"

De modo que el Comité Nacional Demócrata "está coordinándose con los partidos de los estados" para incidir en el mismo mensaje. Utilizarán palabras como "peligrosos" o "amenazantes" para referirse al Partido Republicano. El partido también se ha coordinado con la Casa Blanca.

La información menciona las estrategias que ya tienen algunos candidatos. Abigail Spanberger (D-VA) se siente orgullosa de sus esfuerzos por lograr que la gasolina sea más barata, pero ha aceptado asumir la estrategia de decir que los republicanos son "extremistas". Hakeem Jeffries (D-NY) es un alumno aventajado: ya utiliza esa expresión.