fbpx

Crimen: Chicago registra ocho muertos por tiroteos en un fin de semana

La gran mayoría de los fallecimientos se produjeron en tan sólo 12 horas entre el viernes y el sábado.

La violencia armada en Chicago no cesa. En solo un fin de semana se registraron 54 personas heridas y ocho muertos a causa de los tiroteos constantes que se producen en la ciudad.  Chicago ha registrado la cifra de 379 homicidios en lo que va de 2022, según Datalytics:

Tasa de asesinatos (Datalytics)
Tasa de asesinatos en EE.UU (Datalytics)

 

Fin de semana de terror

Uno de los crímenes de violencia armada registrado este fin de semana es el de un hombre de 29 años recibió un disparo y murió en un vagón de la CTA (Autoridad de Transporte de Chicago). Según la policía un individuo efectuó disparos alrededor de las 2:05 a.m. La víctima fue trasladada al hospital con heridas de bala en el pecho y el abdomen, horas más tarde, fue declarado muerto. La policía no proporcionó más información sobre el tiroteo.

Aproximadamente una hora y unos minutos después, un hombre de 26 años fue asesinado a tiros mientras estaba con un grupo de personas en un aparcamiento. El ataque se produjo sobre las 3:15 a.m. del sábado. El hombre fue golpeado en el pecho y fue llevado al Hospital, donde murió. No hay nadie en custodia y los detectives del área están investigando. La policía no proporcionó más información sobre el tiroteo.

Y justo cinco minutos despúes, un hombre de 29 años que fue asesinado sobre las 3:20 a.m. del sábado en otro aparcamiento. "La víctima permanecía en su carro cuando alguien abrió fuego", dijo la policía. El joven de 29 años sufrió múltiples heridas de bala y fue trasladado Hospital, donde murió.

El domingo, un hombre de 43 años fue asesinado mientras estaba parado en la calle en East Garfield Park. El hecho se produjo aproximadamente a las 12:22 a.m. Cuando un asaltante disparó. Sufrió heridas en el pecho y fue trasladado al Hospital donde murió. No se informó de ninguna detención y los detectives de la zona están investigando el caso, según informó la policía.

Otro hombre recibió un disparo mortal el domingo por la tarde en el barrio de West Garfield Park. La víctima fue encontrada en la calle sobre las 2:35 p.m. Recibió un disparo en el pecho y fue trasladado al Hospital, donde fue declarado muerto. La policía dijo: "Los detectives del Área 4 están investigando".

Con la información suministrada por las fuerzas de seguridad se observan tres vertientes escalofriantes: todos los homicidios relatados son en cuestiones de horas o incluso minutos, la policía no ha detenido a ningún delincuente, y sólo informan de que los detectives de la zona se encuentran investigando.

La policía de Chicago sin respaldo

Chicago sufrió en 2021 uno de sus años más mortíferos. Según datos de la policía, se contabilizaron más de 700 homicidios. Fue la primera vez que la oficina manejó tantos asesinatos desde el año 1994. La mayoría de las muertes y tiroteos se concentran en las zonas oeste y sur de la ciudad que están fuertemente segregadas.

Ha existido una disminución de detenciones por parte de la policía, y se producen después de que se hicieran cambios radicales en la forma de patrullar las calles. Chicago Sun-Times informó de que esta nueva política incluye la restricción de las persecuciones a vehículos o el fin de las persecuciones a pie si el sospechoso comete un delito menor. La Policía ya ha recibido órdenes hasta de dejar de hacer detenciones por delitos como la posesión de pequeñas cantidades de marihuana.

El superintendente del Departamento de Policía de Chicago, David Brown, anunció en una rueda de prensa que se iba a reforzar la seguridad de Chicago, especialmente la violencia en los medios de Transporte: "Es inaceptable y no será tolerado. Ningún residente debe pensar dos veces en su seguridad en cualquier parte nuestros barrios". Brown dijo también que el departamento desplegará más oficiales en la CTA (Autoridad de Transporte de Chicago) pero, se negó a decir cuántos oficiales serán desplegados.

Todo esto crea un clima trágico, cuando la violencia registra un crecimiento continuo desde el año 2020, especialmente los homicidios. Y esto, en medio de la corriente progresista que se ha empeñado en desfinanciar la policía, tras la muerte de George Floyd en el verano de 2020. Los defensores de este movimiento buscan presionaron a los líderes para que reasignen los dólares de los departamentos de policía y los destinaren a otros recursos como los programas de salud mental.