Cinco militares mueren en el helicóptero que se estrelló en el mar Mediterráneo

La aeronave realizaba maniobras de entrenamiento en el momento del accidente. La identidad de las víctimas aún no fue revelada.

Los cinco militares que viajaban a bordo del helicóptero UH-60 que se estrelló en la zona oriental del mar Mediterráneo murieron por el impacto. Las cinco víctimas son el suboficial jefe Stephen R. Dwyer, el suboficial jefe Shane M. Barnes, el sargento primero Tanner W. Grone, el sargento Andrew P. Southard y el sargento Cade M. Wolfe, según Associated Press.

A través de un comunicado, el Mando Europeo de Estados Unidos (USEUCOM) -uno de los once comandos combatientes del Departamento de Defensa (DOD)- confirmó la noticia, aunque por el momento no se reveló la identidad de las víctimas.

Durante una misión rutinaria de reabastecimiento de combustible en el marco de un entrenamiento militar, un avión militar estadounidense en el que viajaban cinco militares sufrió un percance y se estrelló en el mar Mediterráneo. Los cinco miembros del servicio que viajaban a bordo de la aeronave perdieron la vida. Por respeto a las familias afectadas, y de acuerdo con la política del Departamento de Defensa, las identidades de los miembros de la tripulación se mantienen en secreto hasta 24 horas después de que se hayan completado las notificaciones a los familiares.

El comando activó las tareas de búsqueda y rescate nada más notificarse el accidente, desplegando los recursos necesarios para lograr su objetivo lo más rápido posible.

La Administración Biden transmite sus condolencias

El secretario del DOD, Lloyd Austin, emitió un mensaje en el que lamentó "la trágica pérdida de cinco miembros del servicio estadounidense". Además, confirmó que los investigadores siguen "recabando más información" sobre el accidente. Quien también transmitió sus condolencias fue el presidente Joe Biden:

Jill y yo lloramos la pérdida de cinco militares estadounidenses que murieron al estrellarse su avión en el Mediterráneo durante una misión rutinaria de entrenamiento. Rezamos por las familias y amigos que han perdido a un ser querido precioso, un pedazo de su alma. Toda nuestra nación comparte su dolor.

Nada más producirse el accidente, no se especificó qué tipo de aeronave militar era ni el número de víctimas hasta que no concluyeron las labores de búsqueda y rescate.