China asegura que desmanteló una presunta trama de espionaje de la Inteligencia británica

Pekín acusó al Reino Unido de reclutar a un individuo de una agencia estatal china para colaborar con su país.

El Ministerio de Seguridad del Estado (MSS) de China informó la desarticulación de una presunta trama de espionaje vinculada al Servicio Secreto de Inteligencia del Reino Unido (MI6).

Según el comunicado emitido por las autoridades del país asiático, en 2015, un hombre de apellido Wang que trabajaba en una agencia gubernamental china, participó en un programa de intercambio entre China y el Reino Unido, y el MI6 facilitó su aprobación.

Durante su estancia en el Reino Unido, el MI6 comenzó a estudiarlo y a identificar sus "debilidades y preferencias". Al detectar su "fuerte inclinación por el dinero", agentes del MI6, haciéndose pasar por ex alumnos, se hicieron amigos de Wang en el campus y le ofrecieron una lucrativa oportunidad laboral como consultor.

Según el comunicado, la parte británica inicialmente utilizó proyectos de investigación públicos como fachada para implicar gradualmente a Wang en asuntos críticos dentro de la agencia estatal central. Con el tiempo, el Reino Unido evaluó que la situación era propicia y reveló sus verdaderas identidades a Wang, solicitando su colaboración para el Gobierno británico y ofreciéndole una compensación aún mayor y garantías de seguridad para convencerlo.

Una vez que aceptó, el MI6 le impartió a Wang un entrenamiento profesional en espionaje y le encomendó regresar a China para obtener información de inteligencia crucial. Además, lo presionó para que reclutara a su esposa, Zhou, quien también trabajaba en un departamento crítico.

Detención y desmantelamiento

El MSS arrestó a Wang y a Zhou tras una investigación que presuntamente permitió recaudar pruebas sólidas de la operación de espionaje. Sin embargo, las investigaciones relacionadas con este caso continúan, según el comunicado oficial.

Li Wei, investigador y experto en seguridad de los Institutos Chinos de Relaciones Internacionales Contemporáneas, afirmó que el Gobierno británico ha asignado fondos específicos para reclutar personal chino y expandir la investigación sobre China.

“No debemos asumir que sólo Estados Unidos está llevando a cabo actividades de espionaje contra nosotros o que sólo ciertos países lo están haciendo. Algunos aliados de Estados Unidos también pueden seguir sus instrucciones de apuntar a China con actividades de inteligencia y espionaje”, dijo.

Respuesta del Gobierno Chino

El Gobierno chino en 2023 reforzó su legislación antiespionaje ampliando las medidas contra las actividades de inteligencia extranjeras, incluyendo la colaboración con organizaciones espías y sus agentes.

Espionaje cibernético chino

Recientemente, Estados Unidos y el Reino Unido también tomaron medidas contra China por una campaña de ciberespionaje que afectó a millones de personas, incluidos periodistas, políticos y académicos.

La operación tenía como objetivo reprimir a los críticos del régimen chino, comprometer instituciones gubernamentales y robar secretos comerciales. El hackeo afectó cuentas de trabajo y correos electrónicos personales de millones de estadounidenses, así como sectores críticos de infraestructura y personal de la Casa Blanca.