fbpx

China: 65 millones de personas suplican por comida y asistencia sanitaria

El régimen comunista de Xi Jinping mantiene confinadas a más de 30 regiones del país donde escasean los alimentos y falta atención médica.

China vive una situación crítica. El régimen comunista de Xi Jinping continúa con su política de 'cero covid' y mantiene el confinamiento en más de 30 regiones del país, donde residen alrededor de 65 millones de personas. Los chinos padecen graves estragos debido a los encierros: suplican comida ante la escasez y no hay atención médica.

El hecho de que los ciudadanos continúen recluidos en sus casas no solo les priva de alimentos y atención médica, también les supone un coste económico elevado y daños psicológicos.

Una de las regiones afectadas por estos confinamientos es Xinjiang, al noroeste del pais, donde viven cerca de 20 millones de personas. Un residente (cuyo nombre real no fue desvelado) de la ciudad de Ili afirmó al The Washington Post que "le dan ganas de llorar solo con mencionar las dificultades por las que pasan".

"Llevamos más de 40 días encerrados en nuestra casa. Nos falta de todo, especialmente comida. Solo comemos pan y gachas. No hay leche ni verduras", aseguró este mismo ciudadano.

Aparte de la escasez de alimentos, también hay ausencia de atención médica. Los padres no pueden llevar a sus hijos enfermos a los hospitales y otras personas mueren por esa falta de asistencia sanitaria.

Al problema del suministro de alimentos y atención médica se sumó la ola de calor de finales de agosto, con las temperaturas más altas en China en 60 años, y el seísmo de 6,8 grados en la provincia de Sichuan que dejó, hasta el momento, 74 fallecidos.

Situación covid en China

¿Tan mal está la situación en China como para encerrar a 65 millones de personas? Datos oficiales del Gobierno comunista registraron este lunes un total de 1.069 nuevos casos de coronavirus en todo el país, con una media de 1.370 contagios en la última semana. Una cifra minúscula comparándola con el número total de habitantes: 1.400 millones de personas.

En ciudades sin brotes como Pekín, los residentes se someten a pruebas de coronavirus cada tres días para acceder a lugares de trabajo y de ocio. La policía actúa con agresividad en caso de negarse a realizar un test.


La política 'cero covid' de Xi Jinping genera quejas entre la población. El presidente comunista justifica las restricciones con el objetivo de erradicar el coronavirus y eliminar la pobreza.