Begoña Gómez, esposa del presidente del Gobierno de España, investigada en un posible caso de corrupción

La española lleva meses en el ojo de la tormenta por, aparentemente, haber mantenido reuniones con varias empresas privadas como Globalia y Air Europa, que después acabaron recibiendo fondos y contratos públicos del Gobierno que encabeza su marido.

Begoña Gómez, esposa del presidente del Gobierno de España -el socialista Pedro Sánchez-, es considerada como investigada desde que el juez abrió la causa a pesar de que no fue citada para declarar. Así lo revelaron los autos del juez Juan Carlos Peinado sobre el caso de presunto tráfico de influencias y corrupción en los negocios que rodea a la pareja de Sánchez.

Gómez lleva meses dentro del ojo de la tormenta por aparentemente haber mantenido reuniones con varias empresas privadas, como Globalia y Air Europa, que después acabaron recibiendo fondos y contratos públicos del actual Gobierno español.

"Sin perjuicio de que, en el presente momento procesal, no se acuerde la declaración de la persona investigada, y dado que se le atribuye dicha condición procesal, se considera, a los efectos de evitar la indefensión proscrita en el artículo 24 de la Constitución Española, necesario, que se el dé traslado del presente auto", dice la resolución, que obra en el sumario de la causa al que tuvo acceso el diario español ABC.

De acuerdo con el ABC, el auto judicial también "dirige la investigación, contra la persona de Begoña Gómez como posible partícipe en los hechos investigados, que pudieran ser constitutivos de un delito de tráfico de influencias y de un delito de corrupción en los negocios, sin perjuicio de que, del resultado de las investigaciones que se lleven a cabo, resulten partícipes otras personas".

Con la información conocida este martes también se confirmaría que la esposa del presidente supo de la investigación el mismo día -24 de abril- en el que el socialista informó de que se tomaría cinco días para pensar si se mantenía en el cargo tras conocerse las acusaciones en contra de su esposa.

Luego de los cinco días, Sánchez anunció que permanecería en el cargo y amenazó con hacer reformas para, según él, fortalecer la democracia española. "Asumo la decisión, si con más fuerza cabe, de continuar con mi trabajo", aseveró el socialista.

Entre tanto, el líder socialista también consideró que las acusaciones contra su mujer responden a una estrategia de juego sucio contra su gestión política. Su alocución se centró de manera casi exclusiva en denunciar estas presuntas prácticas. "Es una campaña de descrédito, llevamos años sufriéndola", aseguró el presidente del Gobierno.

Desde entonces, la figura de Begoña Gómez estuvo en el punto de mira de la opinión pública. En la configuración del Estado español, la esposa del presidente del Gobierno no tiene ningún tratamiento oficial como el de primera dama, dado que Pedro Sánchez no es jefe de Estado.

Sin embargo, Begoña Gómez destacó más que otras esposas de presidente del Gobierno, especialmente durante eventos internacionales como la Cumbre de la OTAN en Madrid de 2022 o la III Reunión de la Comunidad Política Europea en Granada de 2023. En ambas ocasiones, Begoña Gómez participó activamente en la organización de dichas fechas.