Afganistán: envenenan a un centenar de alumnas de dos colegios femeninos

Otras 15 profesoras también sufrieron una intoxicación en lo que las autoridades investigan como un acto criminal.

Casi un centenar de mujeres fueron envenenadas esta semana en Afganistán en lo que podría ser un ataque criminal contra dos colegios femeninos. Las víctimas son mayormente alumnas, además de una decena de profesores.

Los hechos han ocurrido en el distrito de Sangcharak, en el centro del país. De acuerdo con CNN, las autoridades policiales han iniciado una investigación en torno a lo acontecido en dos centros educativos. No se han llevado a cabo detenciones por el momento.

El primer ataque causó el ingreso en un hospital de 17 alumnas menores de edad. Pocos días después, otro centro sufrió una segunda intoxicación y se sumaron otras 60 alumnas. A ellas se añadieron también miembros del equipo docente.

De acuerdo con un responsable de Educación del Gobierno no reconocido de los talibanes en la región, las niñas sufrían mareos, náuseas y cefaleas. De acuerdo con el responsable provincial de Educación, 14 de las alumnas están en estado crítico.

Una fuente del hospital al que las menores de edad fueron trasladadas confirmó a CNN, bajo anonimato, que los síntomas que todas las alumnas presentan concuerdan con un posible envenenamiento. 

En Afganistán, la situación de las mujeres es crítica desde que los talibanes recuperaron el poder en verano de 2021 tras la salida estadounidense y el colapso del Gobierno anterior. La comunidad internacional criticó duramente las medidas radicales islamistas implementadas por los talibanes que impedían a las mujeres acceder a la educación.

A consecuencia de estas críticas, el Gobierno talibán permitió a las mujeres menores de 12 años de edad el acudir a los colegios. Sin embargo, esto sigue provocando problemas en este país regido por la interpretación más extrema de la ley islámica.

Ya en 2023, ocurrió otro incidente similar al de esta semana. Al menos 82 niñas fueron envenenadas en dos colegios al norte de Afganistán. Incluso antes de que los talibanes recuperaran el poder, estos incidentes ocurrían: en 2012, 170 mujeres sufrieron una intoxicación que las dejó hospitalizadas.