fbpx

Abbott envía dos autobuses con inmigrantes a la residencia de Kamala Harris

Continúa el trasvase de ilegales entre estados. En esta ocasión, de Texas a Washington D.C. Por su parte, Illinois declaró el estado de emergencia ante la oleada de indocumentados.

Dos autobuses cargados de inmigrantes llegaron a la residencia de Kamala Harris en el Observatorio Naval (Washington D.C.) este jueves. Entre 75 y 100 inmigrantes partieron desde Del Río (Texas) y se presentaron en la casa de la vicepresidenta en torno a las 7 de la mañana. Los autobuses fueron enviados por el gobernador texano, Greg Abbott, como respuesta a la política migratoria de Biden.

Tal y como informó uno de los inmigrantes a Fox News, la mayoría proceden de Venezuela escapando de la violencia en su país.

La llegada de los inmigrantes se produjo unos días después de que la vicepresidenta asegurase que la frontera "es segura", a pesar de la oleada de inmigración ilegal que cruza a diario el límite entre México y Estados Unidos y de las numerosas denuncias y declaraciones de invasión que se están produciendo desde los estados del sur.

Estado de emergencia en Illinois

Por su parte, el gobernador de Illinois JB Pritzker declaró el estado de emergencia después de la oleada de inmigrantes que llegaron al estado también procedentes de Texas. Ahora, el mandatario demócrata solicita ayuda para hacer frente a la situación.

Pritzker activó a 75 miembros de la Guardia Nacional de Illinois con el objetivo de garantizar todos los recursos estatales a los solicitantes de asilo en Chicago:

Solicito a la Agencia de Gestión de Emergencias de Illinois (IEMA) y a otras agencias estatales, en estrecha coordinación con la ciudad de Chicago, el condado de Cook y otros gobiernos locales, garantizar que las personas y las familias reciban la asistencia que necesitan. Esto incluye el transporte, el refugio y el alojamiento de emergencia, la alimentación, los exámenes de salud, las evaluaciones médicas, los tratamientos y otros cuidados y servicios necesarios.

No es la primera ciudad que declaró el estado de emergencia. La alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser, declaró la orden tras la llegada de miles de inmigrantes que ingresan a la capital del país. Una decisión muy criticada también desde los estados del sur, que llevan meses alertando de la verdadera emergencia que se vive en sus territorios.

JB Pritker Gobernador Illinois
JB Pritker / Cordon Press

Críticas a Abbott

A través de las redes sociales, Pritzker criticó a Abbott por supuestamente no avisar del envío de autobuses: "el gobernador del estado de Texas eligió no notificarnos cuando envía los autobuses con familias. No sabemos cuántos son niños o que necesitan cuando llegan".


Aparte, el gobernador de Illinois apuntó al supuesto desprecio que sufren los inmigrantes en Texas:

Permítanme ser claro: mientras que otros estados pueden estar tratando a estas familias vulnerables como peones, aquí en Illinois, los estamos tratando como personas.

La respuesta desde Texas

A principios de septiembre, Greg Abbott anunció el envío de autobuses con inmigrantes a Chicago (tras hacerlo anteriormente con Nueva York y Washington D.C.) como respuesta a las políticas migratorias de Biden. Estas tres "ciudades santuario" actúan al margen del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas. Desde que Biden es presidente, casi cinco millones de inmigrantes cruzaron la frontera sur y 750 perdieron la vida en el intento por llegar a Estados Unidos.

Tras las críticas desde Illinois, Abbott pide que "se cumpla la política de inmigración" y tildó tanto a Pritzker como a Lightfoot de "hipócritas" por trasladar a los inmigrantes a ciudades republicanas.

(Cordon Press)