Trump le apuesta a Michigan y Wisconsin, dos estados que podrían determinar la derrota de Biden

El expresidente ha decidido pasar su valioso día fuera de la Corte apostándole fuerte al "muro azul".

Este miércoles primero de mayo el expresidente Donald Trump dedicó su valioso día fuera de la Corte para visitar Michigan y Wisconsin. ¡Dos estados en un solo día! Pero vale la pena, porque a medida que se aclara el panorama frente a las elecciones de noviembre, se hace evidente que es particularmente en tres estados de lo que comúnmente se conoce como el "muro azul" en donde está la esperanza de Biden para mantenerse en la Casa Blanca.

Las últimas encuestas van aclarando los posibles caminos que llevarían al triunfo en las elecciones presidenciales. En los últimos días dos noticias deben estar preocupando sobremanera a la campaña de Biden, la primera es que las encuestas muestran que se hace cada vez más difícil para el presidente ganar Arizona y Georgia, dos estados que le ayudaron considerablemente en su triunfo del 2020.

Pero no se trata solo de esos dos estados, sino que, en general, los cuatro estados competitivos del sur están arrojando encuestas que dejan al demócrata sin mucha esperanza en esos lugares.

Biden necesita Michigan, Wisconsin y Pensilvania

Así las cosas, el camino para Biden se va aclarando y conduce a Michigan, Wisconsin y Pensilvania. Pero la segunda mala noticia para la campaña demócrata es que estos estados hoy están fuertemente disputados. Esta es la razón por la que el expresidente Trump, ha ocupado su valioso tiempo fuera de la Corte para visitar Michigan y Wisconsin en un solo día, en vez de ir a reforzar sus números en el sur; ya está claro que Biden no puede perder esos tres estados.

En el 2016, sorprendiendo a muchos, Trump ganó los tres estados, ahora busca conseguir de nuevo la hazaña. De hacerlo, se quedaría con la presidencia. Y ni siquiera necesita ganar los tres, dependiendo de lo que pase en los estados del sur, con solo ganar uno de estos tres estados, el republicano podría condenar a Biden a la derrota.

En las elecciones pasadas Biden logró revertir la hazaña de Trump del 2016 y se quedó con los tres estados, pero con márgenes bastante apretados. Biden consiguió Pensilvania y Wisconsin con solo 1 punto de diferencia y logró Michigan por 3 puntos. En este momento Trump tiene una ventaja de 1,4 puntos en Michigan, 1,9 puntos en Pensilvania y 2,6 puntos en Wisconsin.

Eso sí, aunque las encuestas no son alentadoras para Biden en los estados del sur, el demócrata no ha parado su campaña en los cuatro estados competitivos: Carolina del Norte, Arizona, Georgia y Nevada. De hecho su campaña se ha concentrado fundamentalmente en esos cuatro estados y los tres del "muro azul" que podría poder.

Las cifras pobres de Biden en esos cuatro estados pueden estar causadas en gran medida por la pérdida de apoyo que está experimentando el presidente entre los negros y los jóvenes. En Carolina del Norte Trump tiene una ventaja de 6,4 puntos; en Georgia el republicano aventaja a Biden en 5,9 puntos; en Nevada la diferencia son 5,1 puntos; y en Arizona 3,2 puntos.

El presidente Biden se puede dar el lujo de perder esos cuatro estados, si gana los tres del "muro azul", pero las encuestas no muestran un panorama fácil, y ahora Trump a pesar de estar casi todos los días ocupado en la Corte, con un caso que para muchos no tiene ninguna justificación, redobla la apuesta enfocándose en arrebatar a Biden su carta de salvación. Sin embargo, si el presidente Biden pierde en estos cuatro estados del sur, Trump solo necesitaría ganar uno de los tres del "muro azul" para quedarse con la presidencia.

El factor Robert F. Kennedy Jr

Finalmente, al análisis hay que agregarle también un factor externo que podría ser determinante: la presencia de un tercer candidato. Históricamente la participación de un candidato de otro partido ha perjudicado a los demócratas. De hecho, parte del triunfo de Biden en las elecciones pasadas, en los tres estados, se explica por una reducción del voto a un tercer candidato en comparación al porcentaje que tuvo ese voto en el 2016, cuando Trump se quedó con Michigan, Wisconsin y Pensilvania.

De acuerdo con una encuesta a boca de urna NBC News del 2020, el 5% de los votantes se inclinaron por un tercer partido en el 2016, y de esos votantes más del 60 % se inclinaron por Biden en el 2020. En este momento Robert F. Kennedy Jr está ya en la boleta de Michigan y su equipo asegura que buscará registrarse en los 50 estados. Según las encuestas, tiene un 5 % del voto en Michigan.