Reacciones al veredicto de Hunter: los conservadores denuncian que es una “distracción” para proteger a Biden y que el caso no justifica la persecución contra Trump

Los comentaristas progresistas, en cambio, celebraron la decisión del jurado afirmando que el sistema de Justicia está funcionando.

Diversos políticos y comentaristas conservadores en redes sociales estallaron en críticas tras el veredicto de culpabilidad de Hunter Biden, quien se convirtió en el primer hijo de un presidente estadounidense en ser hallado culpable de tres cargos penales, todos ellos relacionados a la compra de un arma tras mentir sobre sus problemas de adicción al rellenar un formulario federal en 2018.

A pesar del veredicto de culpabilidad, el mundo conservador continúa cuestionando la imparcialidad del sistema de Justicia estadounidense, señalando que Hunter Biden fue juzgado por cargos muy leves y no por algo potencialmente más grave: sus negocios turbios en el extranjero, que podrían salpicar a su padre, Joe Biden.

De hecho, los críticos argumentan que el juicio contra Hunter, en definitiva, fue una “farsa” que distrae al público de las investigaciones contra la familia Biden y que sirve para que los demócratas digan que no existe la instrumentalización de la Justicia contra sus oponentes políticos.

“Lo he dicho antes y lo diré de nuevo: el juicio a Hunter Biden fue una farsa”, dijo el excandidato presidencial Vivek Ramaswamy, un aliado del expresidente Donald Trump. “Es una cortina de humo para legitimar la condena de Trump y desviar la atención de los probables crímenes reales de la familia Biden: vender nuestra política exterior para enriquecer a su familia. No caigas en ello”.

La campaña de Trump también se pronunció sobre el veredicto de culpabilidad, haciendo una declaración similar a Ramaswamy.

“Este juicio no ha sido más que una distracción de los verdaderos crímenes de la Familia del Crimen Biden, que ha rastrillado decenas de millones de dólares de China, Rusia y Ucrania. El reinado del corrupto Joe Biden sobre el Imperio Criminal de la Familia Biden llegará a su fin el 5 de noviembre, y nunca más un Biden venderá acceso al gobierno para beneficio personal”, sentenció la campaña del expresidente.

Progresistas y conservadores luchan por imponer narrativas

Muchos más comentaristas se sumaron a la ola de críticas tras finalizar el juicio contra el hijo del presidente.

“Hunter Biden ganó millones de dólares como agente extranjero no registrado, pero el Departamento de Justicia no quiere que usted se centre en eso”, advirtió el republicano Blake Masters. “Así que le impusieron un cargo menor por posesión de armas de fuego, sólo para que los demócratas puedan afirmar que ‘nadie está por encima de la ley’ mientras encubren la corrupción de los Biden”.

Luego de que se revelara la decisión del jurado, el comentarista conservador Charlie Kirk afirmó que “los verdaderos crímenes de la familia criminal Biden permanecen intactos”.

“Se trata de un juicio falso que intenta hacer que el sistema de justicia parezca ‘equilibrado’”, insistió.

Sin embargo, a diferencia de los comentaristas conservadores, algunos líderes de opinión progresistas o anti-Trump celebraron el veredicto, intentando imponer la narrativa de que el sistema de Justicia está funcionando y no se utiliza como arma política.

El comentarista Brian Krassenstein, quien se define como independiente pero ha hecho campaña contra Trump, se vanaglorió tras el veredicto: "Tal como dije antes de que se leyera este veredicto esta mañana, apoyo el sistema judicial de los EE. UU., que es una rama del Gobierno separada del poder ejecutivo. Lea un libro de educación cívica o algo así. Ah, y, de todos modos, NO votaré por Hunter Biden ni por Donald Trump para presidente".

“La ley y el orden importan, ya seas demócrata o republicano”, añadió.

Las palabras de Krassenstein coinciden con la reacción de la comentarista izquierdista Molly Jong-Fast, quien escribió: "La ley es la ley para todos independientemente de si te apellidas Biden o Trump".

El expresentador progresista de CNN Brian Stelter también reaccionó al veredicto y criticó a los conservadores declarando: “Sí, desde la DERECHA, los partidarios de Trump están sacando a relucir una nueva teoría de la conspiración: que todo el juicio de Hunter fue una operación para hacer que un sistema amañado parezca equilibrado”.

De hecho, una gran cantidad de comentaristas progresistas aprovecharon el veredicto para atacar a los partidarios de Trump por sus constantes cuestionamientos al sistema judicial.

Sin embargo, algunos comentaristas conservadores advirtieron sobre esta táctica, explicando que el Comité Nacional Demócrata está intentando usar el veredicto para justificar la persecución contra Donald Trump.

“¿Hunter Biden acaba de caer sobre la espada para justificar los procesamientos políticos de su padre contra Donald Trump?”, preguntó el periodista independiente conservador Kyle Becker.

“Necesitaban este veredicto de culpabilidad para que la izquierda pudiera acudir a los medios y fingir que no existe un doble rasero en nuestro sistema de justicia”, advirtió el exrepresentante Madison Cawthorn. “Pero Hunter obtendrá libertad condicional y Biden intentará encarcelar a Trump. Sólo mira”.

“Hunter Biden fue declarado culpable... Así que ahora la izquierda utilizará el tema de conversación de que todo es justo en el mundo mientras persigue a Trump utilizando cortes canguro”, sentenció el presentador Tim Young.

La actual sentencia no exculpa a Joe Biden

Tras el veredicto, muchos creen que las investigaciones contra la familia Biden finiquitaron. Pero no necesariamente es así.

Los líderes republicanos del Congreso siguen investigando las finanzas de la familia Biden y el complejo esquema comercial que lideró Hunter Biden en el extranjero para captar clientes mientras supuestamente vendía acceso a su padre cuando éste era vicepresidente de Barack Obama.

De hecho, todavía los investigadores federales están investigando potenciales violaciones a las leyes de cabildeo relacionadas a las operaciones comerciales del hijo del presidente con clientes de Ucrania, Rusia o China, según la periodista Catherine Herradle.