La Policía de Nueva York ejecuta una operación contra los 'motochoros' y se incauta 40 ciclomotores

Las autoridades advierten del creciente número de crímenes en la ciudad en los que se usan las motocicletas de pequeña cilindrada para huir o cometer hurtos.

El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) llevó a cabo este fin de semana una operación contra los conocidos como "motochoros", delincuentes que usan ciclomotores y motocicletas de baja cilindrada y tipo scooter para cometer delitos en la ciudad.

De acuerdo con fuentes policiales, las autoridades se incautaron de 39 de estos pequeños vehículos, algunos de ellos eléctricos, que desde hace meses inundan las calles de Nueva York y crean graves problemas de seguridad vial y pública. Las autoridades neoyorkinas ya avisaron acerca de estos vehículos y su vinculación con pequeñas bandas criminales en el pasado.

Las autoridades las llevaron a cabo las incautaciones entre el jueves por la noche, hora local, y el viernes. Además de las decomisiones, se procedió a un arresto cuando uno de los motochoros trataba de huir arrollando a un agente de la Policía neoyorkina.

El jefe adjunto de Policía, Kaz Daughtry, emitió un comunicado a través de la red social X en el que comunicó el balance de esta operación. "¡No bajo nuestra vigilancia!", sentenció el responsable de operaciones del NYPD. "Para hacer frente a la anarquía y a los problemas de calidad de vida de la comunidad, las comisarías de Times Square Public Safety, MidtownSouth y Midtown North llevaron a cabo una operación conjunta contra ciclomotores. Se incautaron 39 ciclomotores/motocicletas, se expidieron 40 órdenes de comparecencia y se detuvo a un individuo por imprudencia temeraria tras intentar huir y arrastrar a uno de nuestros policías. Afortunadamente, el sospechoso fue detenido y el agente sólo sufrió heridas leves. Un agradecimiento especial a los valientes agentes de estos mandos", añadió.

Los motochoros y sus crímenes pasaron a estar en el punto de mira de las autoridades después de la tragedia del 6 de febrero de este año, cuando una anciana murió a causa de un robo. En aquel episodio, dos delincuentes cometieron un hurto desde un ciclomotor y acabaron arrastrando consigo a la anciana, que falleció a causa de las heridas.

A consecuencia de este episodio, 14 personas acabaron detenidas por formar una pequeña banda dedicada a este tipo de robos motorizados. Se les imputó al menos 62 pequeños robos de teléfonos a mujeres en la calle usando motocicletas.