La jueza Cannon volvió a rechazar el pedido de Trump para desestimar algunos cargos en el caso de los documentos clasificados

En este caso, el equipo legal del expresidente había intentado desechar más de una docena de acusaciones.

La jueza Aileen Cannon volvió a rechazar un pedido del equipo legal de Donald Trump para desestimar algunos de los 41 cargos presentados en el caso de los documentos clasificados. Cannon, quien ya enfrentó pedidos similares en el pasado, se negó a finales de mayo a imponer una orden de silencio contra el expresidente.

En esta oportunidad, los abogados del republicano habían intentado impugnar cargos relacionados con declaraciones falsas y obstrucción.

"Las deficiencias identificadas, incluso si generan cierta confusión discutible, están permitidas por la ley, plantean impugnaciones probatorias que no son apropiadas para su disposición en esta coyuntura, y/o no requieren despido incluso si es técnicamente deficiente, siempre y cuando el jurado reciba instrucciones apropiadas y se le presenten formularios de veredicto adecuados en cuanto a la supuesta conducta de cada acusado", expresó la jueza en la tarde del lunes.

En cuanto al caso en general, Trump está siendo procesado en virtud la Ley de Espionaje, la cual prohíbe la retención intencionada de información clasificada sobre defensa nacional. A su vez, se le acusa de obstrucción a la Justicia por intentar ocultar los registros a las autoridades después de que éstas exigieran su devolución.

Esta no es la primera vez que Cannon desestima un pedido del estilo por parte de los abogados del republicano. En abril de este año, y en respuesta a un pedido de este, dictaminó que la Ley de Registros Presidenciales (PRA) no amparaba las acciones del expresidente.

La Ley de Registros Presidenciales no proporciona una base previa al juicio para desestimar el caso”, redactó en un fallo de tres páginas, en el que agregó que, dado los hechos que le fueron presentados, la mencionada legislación no aplicaba.