La Fiscalía anuncia nuevos cargos contra el sospechoso de los asesinatos de Gilgo Beach y revela un perturbador documento

El archivo encontrado en la computadora portátil de Rex Heuermann detalla con precisión los aspectos específicos de la planificación de los homicidios.

Rex Heuermann, el principal sospechoso de los asesinatos en serie de Gilgo Beach, ahora se enfrenta a seis cargos de asesinato tras la adición de dos nuevos cargos. La Fiscalía también dio a conocer la existencia de un perturbador “documento de planificación” de los asesinatos.

Este jueves, el exarquitecto de 60 años, compareció ante el juez del Tribunal Superior del condado de Suffolk, Timothy Mazzei, para enfrentar formalmente dos nuevos cargos de asesinato en segundo grado por las muertes de Jessica Taylor y Sandra Costilla.

Durante la audiencia, la Fiscalía también reveló la existencia de un inquietante documento de Microsoft Word que se encontró en la computadora portátil del sospechoso. El documento titulado "HK2002-04", fue creado en el año 2000 y editado a lo largo de 2002, en el que presuntamente se detalla aspectos específicos de los asesinatos.

El archivo incluía secciones como "problemas", donde se detallaban posibles pruebas como ADN, marcas de neumáticos y manchas de sangre; así como otra sección llamada "suministros", que enumeraba elementos como cuerdas, lonas y cinta adhesiva; "DS", posiblemente referente a lugares de desecho de pruebas; y "TRG", que especificaba el tipo de víctimas buscadas.

El documento también detallaba los pasos a seguir después de los asesinatos, incluyendo la preparación del cuerpo y la eliminación de evidencia, así como recordatorios para futuras acciones, como la importancia del descanso y la selección adecuada de herramientas.

"El grupo de trabajo cree que este es un documento de planificación que fue utilizado por Heuermann para diseñar y planificar metódicamente sus asesinatos con un detalle insoportable", dijo el jueves el fiscal de distrito del condado de Suffolk, Raymond Tierney.

El arresto de Heuermann se produjo el 13 de julio de 2023 en la ciudad de Nueva York, tras más de una década de investigación que no ha culminado En un principio, las acusaciones se centraron en los homicidios de Megan Waterman, de 22 años; Melissa Barthelemy, de 24; y Amber Lynn Costello, de 27, cuyos cuerpos fueron encontrados en Long Island en 2010.

Sin embargo, a principios de este año los fiscales agregaron un nuevo cargo por el asesinato de Maureen Brainard-Barnes, de 25 años, y ahora, la lista de acusaciones se amplía aún más con la inclusión de Jessica Taylor, de 20 años, y Sandra Costilla, quien fue asesinada en 1993 y no había sido previamente vinculada a los crímenes de Gilgo Beach.