Una granja de Iowa, obligada a deshacerse de 4,2 millones de gallinas por un brote de gripe aviar

Según el Departamento de Agricultura, desde que se propagó la enfermedad en 2022, se han tenido que sacrificar a 92,34 millones de aves.

Una granja en Des Moines, en el condado de Sioux (Iowa), tendrá que sacrificar a 4,2 millones de sus gallinas ponedoras tras detectar un nuevo brote de gripe aviar. Estos ejemplares se unen a las ya 92,34 millones de aves que se han tenido que sacrificar como consecuencia de esta enfermedad, según informó el Departamento de Agricultura. Esta enfermedad es altamente contagiosa y mortal entre las aves y lleva dos años afectando a un estado cuyos ingresos principales derivan de la producción de huevos.

Iowa es el principal productor de huevos en la nación y ha tenido, en los últimos años, los dos mayores brotes de esta enfermedad. Así, se tuvo que sacrificar a cinco millones de gallinas en el condado de Osceola en 2022. Cifra a la que ahora se unen los 4,2 millones de aves que también han muerto debido a esta enfermedad. Todo ello ha obligado a la gobernadora del estado, Kim Reynolds, a realizar una proclamación de desastre que se alargará hasta el próximo 27 de junio:

La gobernadora Kim Reynolds anunció la firma de una proclamación de desastre para el condado de Sioux, Iowa con vigencia inmediata hasta el 27 de junio de 2024. El USDA ha confirmado un caso positivo de gripe aviar altamente patógena (IAAP) en gallinas ponedoras comerciales. Esta proclamación permite que los recursos estatales de Seguridad Nacional de Iowa, el Departamento de Agricultura y Administración de Tierras de Iowa y otras agencias ayuden con el rastreo y monitoreo, detección rápida, contención, eliminación y desinfección. La proclamación también renuncia a las disposiciones reglamentarias relacionadas con los vehículos comerciales que responden a los sitios afectados.

El contagio al ganado, el verdadero peligro de la gripe aviar

A pesar de que la gripe aviar es mortal para las aves, no supone ninguna preocupación inmediata para la salud pública y continúa siendo seguro consumir productos avícolas. El verdadero problema está en cuando la enfermedad se contagia al ganado, ya que de ahí sí puede transmitirse más fácilmente a los seres humanos.

Eso fue lo que sucedió hace dos semanas cuando, recuerda NBC News, se detectó la gripe aviar en un segundo trabajador de una granja lechera. Tras descubrirse el brote, se investigó al ganado de dicha granja y se descubrió que tanto la leche como la carne estaban contaminadas. Misma situación que se ha detectado en varias granjas de hasta nueve estados.

Los problemas que provoca esta enfermedad cuando se transmite a los humanos, sin embargo, pronto podrían terminar. Un grupo de investigadores de la Universidad de Pensilvania están trabajando en una nueva vacuna de tipo ARNm para tratar la gripe aviar. Y según afirmó el propio centro educativo, los investigadores ya han alcanzado algunos logros en el desarrollo de este fármaco que sirve para tratar la enfermedad en humanos, animales salvajes y ganado.