fbpx

El 12% de los americanos ha perdido ingresos en julio

Las familias con ingresos menores a 50.000 dólares no pueden llegar a fin de mes.

Las pérdidas salariales aumentan en julio, el porcentaje de estadounidenses que afirman haber perdido sus ingresos aumentó del 11,0% en junio, hasta el 11,7% en julio, según los últimos datos de Morning Consult. Las cifras alertan sobre una nueva ralentización en el mercado laboral, la tasa de desempleo se mantiene en un 3,6%, y, el número de empleos vacantes está por debajo de los 11 millones por primera vez en seis meses.

Las pérdidas de los salarios se concentran mayormente en sectores como el ocio, la hostelería y la construcción. Entre los hogares más afectados por la pérdida de ingresos están las familias con salarios más bajos. A finales de julio un 13,9% de personas que ganan menos de 50.000 dólares declararon haber perdido su sueldo pagando sus gastos básicos y algunos sin poder llegar a fin de mes.

Ralentización del mercado laboral

Los datos de Morning Consult Economic Intelligence son extraídos de 20.000 encuestas realizadas en el mes de julio y están relacionadas con las solicitudes iniciales de subsidio de desempleo, que según los datos del sondeo han subido en las últimas semanas.

Los datos de desempleo hasta ahora conocidos se mantienen en un 3,6%. Normalmente esto reforzaría la confianza en los consumidores, pero la subida de la inflación y la volatilidad de los mercados anula el factor "bienestar" en personas desempleadas, y si esto a su vez se traduce en una reducción de gasto por parte de los consumidores, podría provocar más recortes en puestos de trabajo.

La cifra de empleos que no están cubiertos se situaba a finales de junio en un 10,7% según datos de la oficina de estadísticas (BLS).  Los empleadores enfrentan escasez de mano de obra desde hace un año y medio. En junio, al menos 4,2 millones de trabajadores abandonaron voluntariamente sus trabajos mientras, los despidos disminuyeron.  Un nivel que sigue cercano al récord histórico de noviembre de 2021, cuando alcanzó los 4,5 millones.

Según John Leer, economista jefe de Morning Consult los datos de las encuestas pueden ser una alerta para el mercado laboral:

El mercado laboral estadounidense sigue siendo fuerte, pero sus mejores días pueden estar ahora en el espejo retrovisor. Con la subida agresiva de los tipos de interés por parte de la Fed para combatir la elevada inflación, las empresas están ralentizando los planes de contratación y expansión, liberando el vapor de un mercado laboral al rojo vivo. Queda por ver si esa desaceleración es lo suficientemente rápida y grave como para que la economía entre en recesión.