DeSantis firma el proyecto de ley que eliminará las políticas de la agenda climática de la legislación de Florida

Según afirmó el gobernador, la nueva norma "mantendrá los molinos de viento fuera de nuestras playas, el gas en nuestros tanques y a China fuera de nuestro Estado".

El gobernador Ron DeSantis firmó el miércoles el proyecto de ley que eliminará las políticas contra la agenda climática de la legislación de Florida. Según afirmó el político republicano, la nueva norma "mantendrá los molinos de viento fuera de nuestras playas, el gas en nuestros tanques y a China fuera de nuestro Estado":

Las leyes que he firmado hoy -HB 1645, HB 7071 y HB 1331- mantendrán los molinos de viento fuera de nuestras playas, el gas en nuestros tanques y a China fuera de nuestro estado. Estamos restaurando la cordura en nuestro enfoque de la energía y rechazando la agenda de los fanáticos verdes radicales. Además, vamos a garantizar que los adversarios extranjeros como China no tengan ningún punto de apoyo en nuestro estado.

La ley, que entrará en vigor el próximo 1 de julio, prohibirá las turbinas eólicas que generan energía tanto en alta mar como cerca de la extensa costa del estado, considerando el cambio climático como una prioridad menor, desapareciendo de los estatutos estatales y eliminando de nueve lugares públicos la palabra "clima".

Además, según explicó la oficina del gobernador mediante un comunicado, la nueva normativa abogará por la expansión del gas natural, reducirá las regulaciones sobre los gaseoductos y aumentará la protección contra las prohibiciones de aparatos de gas como las estufas:

Florida rechaza los designios de la izquierda de debilitar nuestra red energética, perseguir una agenda climática radical y promover adversarios extranjeros.

Los ecologistas, en contra de la nueva ley de DeSantis

Los críticos no tardaron en cargar contra la nueva ley y asegurar que la normativa ignoraba la realidad de las amenazas del cambio climático en Florida. Así lo aseguró, en declaraciones recogidas por NBC News, la directora ejecutiva de la organización sin fines de lucro Cleo Institute, Yoca Arditi-Rocha:

Este acto intencionado de disonancia cognitiva es una prueba de que el gobernador y la Legislatura estatal no están actuando en el mejor interés de los floridanos, sino más bien para proteger las ganancias de la industria de los combustibles fósiles.

No es la única. Brooke Alexander-Goss, gerente de organización de energía limpia para el capítulo de Florida del Sierra Club, aseguró, en declaraciones a The New York Times, que el gobernador DeSantis había "fallado" a sus electores al ratificar el proyecto de ley:

Permitir que este proyecto se convierta en ley pone en peligro la salud y la seguridad de todos los floridanos, lo que demuestra aún más que su principal prioridad es apaciguar a las grandes corporaciones y compañías de combustibles fósiles. Pagaremos más en el surtidor y por nuestras primas de seguro, y sin duda veremos aumentos en los desastres y muertes relacionados con el clima.