Una mujer se ríe mientras le leen los cargos en la corte: la acusan de asesinar a puñaladas a un niño de 3 años y podría enfrentar pena de muerte en Ohio

La jueza estableció una fianza de 5 millones de dólares, la máxima permitida, y dejó a Ellis retenida bajo custodia.

Una mujer acusada de asesinar a un niño de tres años y herir a su madre en un estacionamiento de Ohio se rió mientras se leían los horribles cargos en su contra en el tribunal.

Este lunes, Bionca Ellis, de 32 años, compareció ante la jueza Nancy Margaret Russo del Tribunal de Apelaciones Comunes del condado de Cuyahoga, donde se leyeron los diez cargos criminales que enfrenta, incluyendo dos por asesinato y dos por intento de asesinato por el apuñalamiento de Julian Wood y su madre, Margot Wood.

A pesar de que podría enfrentar la pena de muerte si es hallada culpable, Ellis mostró un comportamiento perturbador durante la audiencia, sonriendo varias veces y susurrando mientras respondía preguntas. Incluso se rió al declarar que se consideraba inocente de los cargos imputados por el violento incidente ocurrido hace solo una semana en un Giant Eagle en North Olmsted, cerca de Cleveland.

Tras las declaraciones de Ellis, la jueza Russo fijó una fianza de 5 millones de dólares, la máxima permitida, y Ellis fue retenida bajo custodia.

El ataque

De acuerdo con los informes policiales, Ellis atacó a Julian y a su madre con un cuchillo mientras Margot Wood guardaba las compras en el maletero de su coche en el estacionamiento del supermercado. El ataque comenzó poco después de las 3 de la tarde y duró menos de cinco minutos. Ellis se abalanzó sobre ellos con el cuchillo, apuñalando al niño dos veces. El niño murió en un hospital mientras Margot Wood era tratada por una puñalada en el hombro, una herida que, según los fiscales, sufrió después de intentar sacar al niño del carro durante el ataque.

Los agentes llegaron rápidamente al lugar y arrestaron a Ellis, quien aún sostenía el arma. Aunque el motivo del ataque sigue sin esclarecerse, las autoridades creen que se trató de un acto de violencia aleatorio.

“Nos quitó todo”

Jared Wood, el padre de Julian, expresó su dolor ante el tribunal, describiendo a Ellis como un “monstruo” y afirmando que su familia nunca podrá reemplazar la pérdida de su hijo. “Nos quitó todo. No hay nada que pueda reemplazar a mi hijo", dijo, suplicándole a la jueza que haga todo lo posible para mantener a Ellis tras las rejas.