Un juez federal anuló las restricciones para los tratamientos trans de niños en Florida y el gobernador DeSantis no tardó en responder

Para el magistrado Robert L. Hinkle, la legislación promulgada en 2023 por los republicanos del Sunshine State no actúa en "interés de la salud pública".

El juez federal Robert L. Hinkle anuló la legislación de Florida que ilegalizaba los tratamientos de afirmación de género para niños. Lo que había sido una victoria para el gobernador Ron DeSantis a mediados del 2023 ahora chocó con los tribunales federales. Desde su oficina criticaron la decisión, la cual calificaron como "errónea".

DeSantis había promulgado la FL SB254 (23R) en 2023, con el objetivo de prohibir que los menores de 18 años puedan recibir terapia hormonal o bloqueadores de pubertad, aunque la ley sí permitía que aquellos niños que ya estaban en tratamiento pudiesen continuarlo con restricciones adicionales.

Sin embargo, el magistrado nominado por Bill Clinton en 1996, entendió que los republicanos de Florida no impulsaron la legislación persiguiendo mejorar la salud pública. "La identidad de género es real. Con el tiempo, la discriminación contra las personas transgénero disminuirá, al igual que han disminuido el racismo y la misoginia", expresó Hinkle en su escrito.

El Estado de Florida puede regular según sea necesario, pero no puede negar rotundamente a las personas transgénero un tratamiento médico seguro y eficaz: tratamiento con medicamentos que se proporcionan de forma rutinaria a otras personas con la aprobación total del estado, siempre y cuando el propósito no sea apoyar la identidad transgénero del paciente", sumó.

A su vez, y de acuerdo con POLITICO, "anuló las restricciones para adultos que DeSantis promulgó como ley hace poco más de un año. Incluyen exigir que sólo los médicos, a diferencia de otros profesionales médicos, prescriban medicamentos para el tratamiento de afirmación de género y exigir radiografías anuales sin tener en cuenta las circunstancias".

La respuesta de DeSantis

La réplica del ejecutivo de Florida llegó a través de su portavoz, Jeremy Redfern, quien aseguró que el tribunal estaba yendo en contra de los votantes del Sunshine State.

"No estamos de acuerdo con las decisiones erróneas del Tribunal sobre la ley, los hechos y la ciencia. Como hemos visto aquí en Florida, el Reino Unido y en toda Europa, no hay evidencia de calidad que respalde la mutilación química y física de niños. Estos procedimientos causan daños permanentes que alteran la vida de los niños, y la historia recordará esta moda con horror”, señaló Redfern.