Swiatek y la revelación Paolini se disputarán el título en Roland Garros

La polaca derrotó a Coco Gauff en dos sets, mientras que la italiana se deshizo sin complicaciones de Mirra Andreeva.

(AFP) La gran favorita contra la sorpresa de esta edición, la polaca Iga Swiatek, y la italiana Jasmine Paolini, números 1 y 15 del mundo, fueron las vencedoras este jueves en las dos semifinales femeninas de Roland Garros, donde se disputarán el sábado el título.

En esa final, Swiatek aspirará a un cuarto título sobre la tierra batida de París, después de los de 2020, 2022 y 2023. Accedió a su cuarta final en la Philippe Chatrier superando sin excesivas complicaciones a la estadounidense Coco Gauff, tercera del mundo, por 6-2 y 6-4.

Fue antes de que, en un duelo entre las dos tenistas que asombraron en los cuartos de final, Paolini superara 6-3 y 6-1 a la rusa de 17 años Mirra Andreeva, la pupila de la exjugadora española Conchita Martínez.

Final anticipada

Con Aryna Sabalenka eliminada en cuartos de final, el pulso entre Swiatek y Gauff se presentaba casi como una final anticipada en este torneo.

La jugadora estadounidense de 20 años, que al término del torneo subirá al número 2 del ranking, no tuvo opción (6-2, 6-4) ante una Iga Swiatek muy sólida, que puede ser la primera jugadora desde Serena Williams en 2013 en encadenar títulos en Madrid, Roma y Roland Garros, los tres grandes torneos de la temporada sobre tierra batida.

Este Roland Garros ha sido por el momento un paseo para Swiatek salvo en un partido, el de segunda ronda ante la exnúmero 1 mundial japonesa Naomi Osaka, donde la polaca estuvo al borde de la eliminación e incluso tuvo que salvar una bola de partido.

Esta vez apenas cedió seis juegos ante Gauff, la campeona del Abierto de Estados Unidos del año pasado y una rival que se le da especialmente bien, ya que le ha ganado ahora en once de sus doce enfrentamientos. Uno de ellos fue en la final de Roland Garros en 2022, con un contundente 6-1, 6-3.

"Ha sido un partido intenso. En el segundo set estuvo muy reñido, cuando nos rompimos el saque una a otra. Pero pude finalmente ser coherente con mi estrategia e ir a por todas en la parte final del partido", analizó Swiatek.

Por la vía rápida

Si la primera semifinal no tuvo gran emoción, todavía fue más unidireccional la segunda, en la que la italiana Paolini solo invirtió una hora y trece minutos para superar 6-3 y 6-1 a la otra jugadora sorpresa de esta edición, la rusa de 17 años Mirra Andreeva, pupila de la extenista española Conchita Martínez.

Paolini, nacida hace 28 años en la Toscana, nunca había superado la segunda ronda en Roland Garros y ahora aspirará a ser la segunda tenista italiana de la historia en inscribir su nombre en el palmarés del torneo, después del éxito inesperado de Francesca Schiavone en 2010.

"Aprendí quizás un poco más tarde que otras jugadoras que soñar es lo más importante en el deporte y en la vida. Había soñado con este momento", dijo Paolini, que está además en semifinales en el torneo de dobles femenino junto a Sara Errani, en su mensaje al público desde la pista.

No perdió ningún juego con su servicio. Sus tres 'breaks' ante una Andreeva que se desesperaba por momentos hizo el resto.