Scheffler, número 1 del golf, esposado y detenido cuando intentaba acceder al PGA Championship

El golfista fue arrestado tras tratar de esquivar un atasco provocado por un accidente e ignorar el aviso de un agente en la entrada del Valhalla Club Golf.

El número 1 del Golf, Scottie Scheffler, fue detenido por la policía cuando trataba de acceder al Valhalla Club Golf, donde se disputa el PGA Championship. El jugador, que ya fue puesto en libertad, fue esposado e introducido en un coche patrulla tras intentar acceder al recinto ignorando a un agente, que fue detrás de él junto con su compañero y procedió a su arresto mientras un periodista de la ESPN lo grababa en exclusiva.

El golfista enfrenta cargos de agresión en segundo grado a un oficial de policía, conducta criminal en tercer grado, conducción imprudente e ignorar las señales de tránsito, de acuerdo con ESPN.

El atasco provocado por un atropello mortal, origen del incidente

El redactor de esta cadena Jeff Darlinton, testigo en primera línea de lo ocurrido, señaló que " el golfista número uno del mundo Scottie Scheffler ha sido detenido por la policía esposado después de que un malentendido con el flujo de tráfico lo llevó a intentar pasar a un oficial de policía hacia el Valhalla Golf Club. El policía intentó engancharse al coche de Scheffler, pero Scheffler detuvo su vehículo en la entrada del Valhalla. El policía comenzó entonces a gritarle a Scheffler que saliera del coche. Cuando Scheffler salió del vehículo, el oficial lo empujó contra el auto e inmediatamente lo esposó. Ahora está detenido en la parte trasera de un coche de policía".

El incidente fue consecuencia de un atropello mortal que se produjo cerca del club, que provocó un atasco masivo en los accesos y el despliegue de la Policía, así como el retraso de la segunda jornada del torneo. Scheffler trató de acceder al recinto donde se disputa el PGA Championship y fue cuando tuvo lugar el encontronazo con los agentes.

Según recoge Daily Mail, Darlington, intentó avisar a los agentes de a quién estaban deteniendo mientras se llevaban al golfista, pero éstos le advirtieron: "¡Retroceda o también irá a la cárcel!". Un segundo policía señaló que "ahora mismo va a ir a la cárcel. Va a ir a la cárcel y no hay nada que pueda hacer al respecto. Punto". Según Darlington, la situación fue "muy rápida y agresiva". Scheffler fue introducido en un coche patrulla, aún esposado, antes de ser puesto en libertad.

"Fue muy caótico"

En sus primeras declaraciones tras el incidente, Scheffler dijo que todo había sido un "gran malentendido". En palabras recogidas por Darlington, el golfista aseguró que no quería desobedecer las instrucciones de los oficiales, sino que simplemente no entendió qué le estaban pidiendo.

"Espero dejar esto a un lado y centrarme hoy en el golf", añadió antes de comenzar la segunda ronda del torneo.

Expresó, asimismo, su "más sentido pésame" a los familiares del fallecido en el accidente cerca del club. "Realmente lo pone todo en perspectiva".