Scheffler brilla en el PGA Championship tras su detención

El número 1 del golf firmó una tarjeta de 66 golpes en la segunda jornada y marcha cuarto, a tres golpes del líder, Xander Schauffele.

Scottie Scheffler fue el nombre propio de la segunda jornada del PGA Tournament. El número 1 del mundo volvió a brillar en el green y firmó una tarjeta de 66 golpes tras un incidente en su llegada al Valhalla Golf Club que acabó con él arrestado por la policía. Tras su actuación, el golfista marcha en cuarta posición a 3 golpes del líder, Xander Schauffele.

"Un malentendido", según Scheffler

Antes de comenzar el juego, Scheffler hizo público un comunicado en el que lamentó lo sucedido, que achacó a un "malentedido" y subrayó que nunca tuvo la intención de crear problemas. Además, expresó sus condolencias a la familia de la persona que falleció tras ser atropellada en las inmediaciones del campo y que fue el origen del atasco que provocó el altercado de Scheffler con la policía. Una situación que, "realmente pone todo en perspectiva", afirmó el número uno del mundo.

Nervios, bromas y un sándwich en prisión para Scheffler

Tras la jornada, Scheffler contó a los medios su experiencia en la cárcel, según recoge The New York Post, explicando que un policía le ayudó a calmarse mientras le hacía la ficha en prisión mientras que otro le preguntaba si no quería "la experiencia completa" de la cárcel, aunque subraya que los agentes fueron "muy amables" e incluso le invitaron a un sandwich.

Un agente mayor me miró mientras me tomaba las huellas dactilares o lo que fuera, y me dijo: "¿Quieres vivir la experiencia completa hoy?" Le miré y le dije: "No sé qué contestar". Entonces me ofreció un sándwich y acepté. Todavía no había desayunado. Fueron muy amables. Estoy agradecido de que tengamos una policía tan fuerte, y son nuestros protectores ahí fuera, y como he dicho, simplemente nos metimos en una situación caótica esta mañana. Eso es realmente todo lo que fue.

Schauffele, líder con un golpe de ventaja sobre Morikawa

En lo estrictamente deportivo, Xander Schauffele, terminó la segunda ronda con 68 golpes, suficiente para hacer valer sus 62 golpes de la jornada inicial para seguir al frente de la clasificación con 130, un golpe por delante de Collin Morikawa.