Riley Keough, nieta de Elvis Presley, frena la venta de la finca Graceland con una demanda legal

La actriz asegura que el fondo de inversiones que reclama la propiedad como garantía ante un supuesto préstamo de la familia no dispone de pruebas legales que le respalden.

Riley Keough, nieta y heredera de Elvis Presley, registró una demanda legal para proteger la histórica propiedad de la familia, Graceland, de ser vendida de forma fraudulenta. Se trata de una demanda contra un fondo de inversión que tiene los ojos puestos en la finca familiar que alberga la tumba del Rey del Rock and Roll. 

La acción legal de la actriz Riley Keough se da casi dos años después de la muerte de su madre, Lisa Marie Presley. Tras su fallecimiento, la firma de inversión Naussany Investments & Private Lending, alegó que Lisa Marie Presley tenía un préstamo pendiente con ellos y para el cual Graceland fue puesto como garantía. La suma a deber ascendería hasta los 3,8 millones de dólares.

En relación a este supuesto préstamo que cuenta con la propiedad familiar como garantía, Riley Keough asegura que se trata de una alegación falsa y fraudulenta. De acuerdo con la nieta de Presley, su madre nunca pidió dinero prestado a Naussany Investments y nunca otorgó una escritura de fideicomiso a dicho fondo. En la demanda también se afirma que los documentos que pretenden demostrar dicho préstamo serían falsos.

Con su demanda, Keough logró frenar la venta de la propiedad, que fue anunciada para subasta el pasado día 19 de mayo. La subasta llegó incluso a publicitarse en los medios de comunicación y se programó para el 23 de este mes en el Juzgado del condado de Shelby, Memphis. A raíz de la demanda de Keough, un tribunal dictó la orden de frenar la subasta este lunes.