Real Madrid vs. Borussia Dortmund: todas las claves de la gran final de la Champions League

El conjunto español, el titán de la competición, se enfrenta a un tradicional equipo alemán que se convirtió en la revelación del torneo de fútbol más importante a nivel clubes.

Todo está listo para que el Real Madrid y el Borussia Dortmund midan fuerzas en el mítico Estadio de Wembley, en Londres, sede de la gran final de la UEFA Champions League, el torneo de clubes más importantes del planeta fútbol.

Este sábado, a las 15:00 (ET), el equipo de la capital española, máximo ganador de la competición (14), buscará ganar su decimoquinta “Orejona” ante la gran revelación del torneo, el Dortmund, que silenciosamente llegó al partido definitorio dejando en el camino a equipos como el PSG, Atlético de Madrid y PSV; superando, además, el tan temido “grupo de la muerte” en la primera ronda de torneo.

Sin embargo, el camino del Madrid hasta la final fue incluso más turbulento.

En las semifinales, eliminó al histórico Bayern de Múnich, máximo rival del Dortmund, gracias a una épica remontada en los últimos minutos en el partido de vuelta. En los cuartos de final, el equipo de Carlo Ancelotti superó, en una eliminatoria de infarto, al Manchester City de Pep Guardiola, uno de los mejores equipos del mundo.

Ante este panorama, hay un claro favorito para la final, el Real Madrid, el equipo con más talento individual sobre el césped y también el que muestra un mayor funcionamiento colectivo. De hecho, el favoritismo futbolístico “merengue” es tan indudable que, incluso, las casas de apuesta están pagando cuotas absolutamente dispares que multiplican por cinco una jugada para un impredecible triunfo del equipo alemán.

El dato grafica a priori la distancia deportiva entre ambos equipos, pero como todo número frío olvida o deja de lado el tan importante contexto.

¿De qué debe preocuparse el Real Madrid?

Metiéndonos de lleno en el partido, las alineaciones están prácticamente definidas. En el Real Madrid no hay prácticamente dudas, con la baja confirmada del mediocampista francés Tchouaméni y la recuperación del guardameta Courtois, el XI merengue quedaría establecido de la siguiente forma: (4-3-1-2 en rombo) Courtois; Carvajal, Nacho, Rudiger, Mendy; Kroos, Camavinga, Valverde, Bellingham; Vinicius Jr. y Rodrygo.

La única duda, considerando que Ancelotti prácticamente confirmó la titularidad del arquero belga sobre Lunin, es si el brasileño Militao puede ganarse un lugar in extremis en la defensa sobre Nacho.

En el Dortmund, el XI inicial podría ser el mismo que eliminó al PSG en Francia: (4-3-3 o 4-2-3-1) Kobel; Ryerson, Hummels, Schlotterbeck, Maatsen; Sabitzer, Can, Brandt; Sancho, Adeyemi; Füllkrug, Adeyemi.

 

Alineaciones Real Madrid. Borussia Dortmund
Posibles alineaciones de la final de Champions. Imágenes creadas con buildlineup.com

Si usted no es un gran fan del fútbol, aquí va una breve descripción de ambos equipos.

El Real Madrid es un equipo funcionalista. Es decir, le gusta, primero, tener la pelota y atacar agrupando a sus futbolísticas en torno al esférico. Es muy común ver a los mejores jugadores del Madrid (Kroos, Vinicius, Valverde, Bellingham, Rodrygo, etc.) acercarse, armar combinaciones en espacios reducidos, paredes y utilizar mucho la gambeta (habilidad para sacarse hombres de encima) para generar superioridades en ataque. Este estilo le ha permitido al Madrid de Ancelotti convertirse en uno de los mejores equipos del mundo y el siglo.

El Borussia Dortmund es un equipo pragmático. Al contrario del Real Madrid, el equipo dirigido por Edin Terzic tuvo que sobrevivir adaptándose a cada rival a lo largo de la temporada para plantear distintas estrategias en diferentes escenarios. Por ejemplo, contra el PSG jugó dos partidos muy diferentes en la ida y la vuelta; siendo más protagonista como local y más reactivo como visitante, cuando tenía que controlar el resultado de la eliminatoria. Contra el Atlético de Madrid también demostró que puede desplegarse un fútbol ofensivo y vertiginoso cuando le tocó buscar la remontada. Mientras tanto, a diferencia del Madrid, el Dortmund ha tenido una temporada muy irregular, quedando incluso quinto en la liga alemana (el equipo español salió campeón del torneo doméstico).

Por esta razón, el Madrid debe, primero, preocuparse por su juego. Es muy común que equipos sólidos, funcionales y con una idea definida se traicionen a sí mismos pensando en el rival excesivamente antes de enfocarse en practicar el fútbol que más resultados y funcionamiento les ha dado.

Dicho eso, el equipo de Ancelotti no puede descuidarse de dos futbolistas del Dortmund: Jadon Sancho (10) y Julian Brandt (19), los hombres más talentosos, desequilibrantes y diferenciales del equipo alemán. Ambos tienen la capacidad de encontrar espacios por carriles internos, desajustar líneas defensivas y fabricar ocasiones claras de gol a partir de su gran creatividad. Por ello, sin miedo al error, puedo afirmar que gran parte de las esperanzas del equipo alemán pasan por los pies de estos dos futbolistas.

También un punto interesante del Dortmund son los desmarques de Sabitzer desde segunda línea y el poderío aéreo con sus defensores altos y su delantero tanque Fullkrug.

También hay que esperar la propuesta de Terzic. Esos primeros 15’ serán fundamentales para saber a qué jugará el Dortmund y cómo buscará incomodar al Madrid: ¿Apretando la salida?, ¿replegándose y buscando contragolpear?, ¿mordiendo en el mediocampo con muchos hombres congestionando la zona? Eso será un detalle táctico interesante que solo podrá distinguirse mañana, tras el pitido inicial.

Antecedentes y datos relevantes

Tras ese breve repaso futbolístico de la final, hay datos que debes tener en cuenta antes de sentarse a ver la final.

El historial de finales del Madrid es envidiable. Jugó 17 y ganó 14. Solo cayó en tres, en 1962, 1964 y 1981; ante Benfica, Inter de Milán y Bayern Múnich respectivamente.

El Dortmund, en cambio, solo jugó dos: ganó en 1997, en una final donde se impuso 3 a 1 a Juventus. Y luego cayó en la mencionada final de 2013, donde cayó 2 a 1 ante el Bayern.

Lo segundo es que el historial entre Borussia Dortmund y Real Madrid es bastante parejo. Se enfrentaron catorce veces, todas por Champions League, y el equipo de la capital española ganó en seis ocasiones, el alemán en tres y empataron en cinco oportunidades.

Pero, hay que recordar las semifinales de 2013, donde si bien Dortmund perdió 2-0 en Madrid, clasificó a la final de la Champions ese año gracias a un póker de goles de Robert Lewandowski en Alemania.

No obstante, el Madrid superó al Dortmund en dos de las tres eliminatorias de Champions que se enfrentaron. En la temporada 1997-98, en unas semifinales que culminaron con un global de 2-0 para la Casa Blanca; y en 2013-14, con un global que terminó 2-3 para los merengues. En ambas temporadas, el Madrid salió campeón de la Champions.

El otro dato interesante tiene que ver con Wembley, la casa de la final.

Este mítico estadio albergó siete finales de Champions, 1963, 1968, 1971, 1978, 1992, 2011 y 2013, el año en el que el Dortmund perdió la mencionada final contra su máximo rival, el Bayern Múnich, tras eliminar al Real Madrid en semis.

El Madrid, aunque es el equipo con más finales en la historia de la competición, nunca jugó una final en Wembley.

El último dato importante, más individual, tiene que ver con uno de los mejores del mundo: Vinícius Jr., figura del Real Madrid y claro candidato a ganar el Balón de Oro esta temporada.

Si marca un gol, Vini Jr. podría lograr algunos récords en esta final de Champions. A saber:

  • El primer brasileño en marcar en dos finales distintas de la Champions League (marcó en la final del 2022, contra Liverpool)
  • Con un gol, igualará a Mazzola como el brasileño con más goles en finales de Champions (dos goles con el Inter en 1963). Con dos o más, será el máximo goleador de su país en dicha instancia.
  • Marcando se convertirá en el décimo mayor goleador brasileño en la Champions teniendo apenas 23 años.

Y, el más importante, en caso de marcar y ganar: se igualará con Lionel Messi como los únicos sudamericanos en marcar en dos finales de Champions y ganarlas.