Pixar anuncia que despedirá a 175 empleados

En una nueva ronda de despidos, la compañía perteneciente a Walt Disney Animation, asegura que los recortes se deben a los bajos beneficios que obtuvieron sus largometrajes tras la pandemia del covid-19.

La compañía cinematográfica Pixar anunció este martes que prescindirá de 175 empleados, comenzando así una nueva ronda de despidos que, en esta ocasión, afectará al 14% de la plantilla total. Fue el presidente del estudio cinematográfico, Jim Morris, quien aseguró, mediante un memorándum al personal obtenido por The Hollywood Reporter, la noticia así como el hecho de que se notificará a las personas afectadas en las próximas horas:

Hoy, los líderes comenzarán el proceso de notificar a los empleados cuyos puestos se verán afectados. Las invitaciones del Calendario para hablar con un líder ya se han enviado a esas personas y anticipamos que nos habremos conectado con todos los afectados al final del día. Quiero asegurarles que les brindaremos un amplio apoyo a medida que nuestros colegas comiencen a salir del estudio. Estamos comprometidos a garantizar que su partida se maneje con el máximo respeto y cuidado en cada etapa. Esto es importante para mí y entiendo lo importante que es para todos nosotros en la comunidad Pixar. Organizaré una breve reunión de estudio a través de Zoom esta tarde a las 5:00 para hablar más sobre el anuncio de hoy.

No es la primera tanda de despidos que realiza el estudio de animación. Hace un año, la compañía despidió a 75 trabajadores y, en enero, se comunicó que la empresa, como parte del plan de reducción de costos diseñado por Bob Iger, recortaría un 20% su plantilla. La cifra ha resultado ser ligeramente inferior aunque sigue siendo un número significativo y Jim Morris tiene claro el motivo que podría haber causado parte de estos despidos: la recaudación en taquilla.

El modelo de distribución que Pixar adoptó tras la pandemia, ¿culpable de los recortes?

No es ningún secreto que los últimos largometrajes de la compañía, anteriormente buque insignia de la animación, no han recaudado tanto como se esperaba. Elemental se convirtió en el peor estreno en salas del estudio, recaudando únicamente, durante sus tres primeros días en salas, 29,5 millones de dólares.

Pero el problema viene de antes. Según aseguró a Variety Jim Morris el verano pasado, el modelo de distribución que adoptó la compañía durante la pandemia, donde largometrajes como Luca, Soul o Red se estrenaron directamente en Disney+, no colaboró en que mejorasen los beneficios económicos, sino que los empeoró ya que acostumbró a la gente a esperar a su estreno en la plataforma en streaming:

Es caro para una familia ir al cine. Puede ser una tarde de $100 para una familia, y eso puede ser difícil para algunos. La otra cosa es que durante COVID, capacitamos al público para que vea nuestras películas en Disney+. No diré que había muchas opciones. Durante períodos de tiempo, era lo único que podíamos hacer. Nos queda un poco de trabajo para soltar el timbre y motivar a las familias a ir al cine y no esperar unos meses para verlo en Disney+.