Ocho senadores republicanos prometen embrollar la agenda legislativa demócrata tras la condena de Trump en Nueva York

Mike Lee y otros siete legisladores aseguraron que sólo aprobaran presupuestos de defensa y que se opondrán a las nominaciones de la Administración.

"La Casa Blanca ridiculizó el Estado de derecho y alteró radicalmente nuestra política". Con esas palabras comienza la carta firmada por ocho senadores republicanos que este viernes se comprometieron por escrito a bloquear la agenda legislativa demócrata. "No estamos dispuestos a ayudar a la Administración en su proyecto de destrozar este país".

La misiva se conoce un día después de que Donald Trump fuera declarado culpable de los 34 cargos en su contra en el caso Stormy Daniels. Voces republicanas y conservadoras rechazaron de forma tajante el veredicto contra el republicano. Aunque los senadores detrás de la carta habían mostrado ya su descontento, uno de sus firmantes, Mike Lee (Utah), explicó: "No basta con declaraciones rotundas". Con este compromiso, quieren pasar de las palabras a la acción.

Los otros firmantes son J.D. Vance (Ohio), Tommy Tuberville (Alabama), Eric Schmitt (Missouri), Marsha Blackburn (Tennessee), Rick Scott (Florida), Marco Rubio (Florida) y Roger Marshall (Kansas). Lee amplió la invitación a "todos los senadores que estén preocupados".

En concreto, los republicanos se comprometieron a rechazar cualquier aumento presupuestario no vinculado a la defensa o cualquier "proyecto de ley que financie la guerra legal partidista". También prometieron oponerse a los nominados judiciales o políticos de la Administración para cargos públicos.

Por último, aseguraron que no permitirán el tratamiento acelerado de propuestas demócratas que "no estén directamente vinculadas a la seguridad del pueblo estadounidense". Esto último entorpecería a la mayoría demócrata en el Senado, que se vería obligada a tomar la vía regular.

"Las amenazas radicales e hiperpartidistas forumladas en esta carta perjudicarían al pueblo estadounidense en nombre de la política y de mentiras probadas", respondió el portavoz de la Casa Blanca, Andrew Bates, en palabras recogidas por Fox News. "Estos senadores deberían reconsiderar si deben ponerse por encima de su país".