Nueva York: la Policía identifica a los fallecidos por la explosión del vehículo en el Puente Rainbow

Kurt P. Villani y Monica Villani, ambos de 53 años, e identificados como un matrimonio residente de Grand Island (Nueva York) murieron cuando su automóvil chocó en el cruce fronterizo.

La Policía identificó a las víctimas del accidente mortal -provocado por el estallido de un automóvil- en el Rainbow Bridge (frontera de Estados Unidos y Canadá).

Según informó el Departamento de Policía de Niagara Falls (NFPD) en un comunicado de prensa obtenido por Fox, Kurt P. Villani y Monica Villani (ambos de 53 años) e identificados como un matrimonio residente de Grand Island, Nueva York, murieron cuando su vehículo chocó en el cruce fronterizo:

La ciudad de Niagara Falls desea expresar nuestras más sinceras condolencias a las familias mientras enfrentan esta tragedia.

La Policía comentó que el suceso aún está bajo investigación (no se conocen sus verdaderas causas) y que ofrecerán más detalles en los próximos días.

Se descartó un atentado terrorista

El pasado miércoles a las 11:30 de la mañana, el FBI y las autoridades locales informaron de que el puente Rainbow, que conecta Estados Unidos y Canadá (por las Cataratas del Niágara), había sido cerrado debido a la explosión de un vehículo que cruzaba desde Canadá hacía EEUU.

Según informaron a CNN fuentes cercanas a la investigación, "el vehículo que iba a toda velocidad chocó contra una acera, luego se estrelló contra una barandilla que lo envió por los aires y hacia un área de control secundaria".

Fuentes policiales, en primera instancia aseguraron que el estallido del vehículo "fue un intento de atentado terrorista" y que había "muchos explosivos" en el automóvil, sin embargo, tras investigaciones de las autoridades, la gobernadora demócrata Kathy Hochul informó -en una rueda de prensa desde el lugar de los hechos- de que no hubo indicios de participación terrorista en el suceso:

No hay indicios basados ​​en amenazas en línea ni en nadie que se atribuya el mérito de esto (...) No hay evidencia en este momento de que hubiera actividad terrorista (...)  A juzgar por lo que está sucediendo en el mundo, todo el mundo está nervioso. Esta es una frontera internacional (...) No lo llamaré un accidente todavía. Todo lo que sabemos es que hubo un incidente horrible, un accidente, una pérdida de vidas, pero en este momento no se conoce actividad terrorista.

El FBI de Buffalo compartió en una  publicación en X, antes Twitter, que no encontró vínculo ("nexo") entre los materiales explosivos y algún acto terrorista.

El FBI de Buffalo ha concluido su investigación en la escena del crimen del Puente Arco Iris. Una búsqueda de la escena no revela ningún material explosivo, y no se identificó ningún nexo terrorismo. El asunto ha sido entregado al Departamento de Policía de Niagara Falls como una investigación de tráfico.

"Ver el auto pasar volando a su lado fue casi como una película", dice un testigo

El Departamento de Seguridad Nacional y Servicios de Emergencia del condado de Erie informó de que los cuatro puentes entre Canadá y Estados Unidos sobre el río Niágara fueron cerrados tras el accidente.

Un testigo del accidente llamado Rickie Wilson declaró a WKBW (filial de CNN) que ver "el auto pasar volando a su lado fue casi como una película y por un momento pensó que era un avión. Dijo que el auto giró un poco cuando regresó al suelo y luego chocó contra algo cuando aterrizó".