fbpx

La mitad de los americanos cree que el país dejará de ser superpotencia en una década

Según una encuesta de YouGov, dos de cada cinco americanos ven probable otra guerra civil, y uno de cada tres teme que haya una dictadura fascista.

La mitad de los estadounidenses opina que el país perderá su estatus de superpotencia en los próximos diez años. Creen que su posición de influencia y poder sobre el resto del mundo se deteriorará. Una encuesta realizada por The Economist y YouGov recoge esta desconfianza de una parte importante de la población: "La mitad de los americanos (50%) considera probable en la próxima década Estados Unidos deje de ser una superpotencia global".

En el estudio se plantean otros escenarios fatídicos que podrían suceder en la próxima década. La estabilidad de la economía, el mantenimiento de la democracia o una hipotética nueva guerra civil también se cuestionan. Respecto a la economía, casi la mitad de los encuestados (47%) valora que se producirá un colapso económico. En este baremo, la opinión republicana es mayoritaria frente a la demócrata (65% por el 38%).

Gráfico
Fuente: Voz Media

La democracia, en peligro

La pérdida de la democracia es otra probabilidad que se plantea en el estudio. El 31% del total de encuestados señalan que Estados Unidos vivirá bajo una dictadura fascista, mientras que el 21% opina que será una dictadura comunista. Por ideología política, cuatro de cada diez demócratas piensan que habrá un régimen fascista, mientras que el 31% de los republicanos piensa que la forma de estado será una dictadura comunista.

En la sociedad también se identifica un auge del extremismo. El 43% está muy preocupado por el "extremismo blanco", el 39% por el extremismo de derechas y el 34% por el extremismo de izquierdas. Por religión, un 31% muestra su inquietud por la radicalización cristiana y el 29% en la musulmana.

El 41% de los republicanos piensa que Estados Unidos será invadido, mientras que el 24% de los demócratas creen que ocurrirá este hecho.

Una guerra civil

Otro aspecto destacado del estudio es la probabilidad sobre una nueva guerra civil en los próximos diez años. Dos de cada cinco personas (37%) opina que es probable que haya un nuevo conflicto bélico. Los republicanos son mayoría al creer que la guerra sería un enfrentamiento entre partidos políticos o entre personas de estados azules y rojos. Por su parte, el porcentaje de demócratas es más alto al pensar en un conflicto entre ricos y pobres o entre ciudades y zonas rurales.

Gráfico
Fuente: Voz Media

Siete de cada diez personas (69%) valoran muy negativamente que se produzca una nueva guerra civil, mientras que solo el 6% piensa que traería beneficios para el país. La opinión entre republicanos y demócratas está a la par al rechazar un conflicto bélico en el país. Con el avance de la tecnología, armamento y otros recursos, el 67% de los encuestados creen que sería muy diferente a la Guerra de Secesión, por el 16% que cree que tendría semejanzas.