Los legisladores republicanos defienden a Netanyahu y amenazan a la CPI con sanciones si continúan persiguiendo a funcionarios israelíes

Algunos representantes demócratas también se unieron a sus colegas del GOP, posicionándose contra el ala progresista de su partido.

Los republicanos del Congreso están amenazando a la Corte Penal Internacional (CPI) con sanciones inminentes en el caso de que la organización continúe su persecución contra funcionarios israelíes.

“Israel está librando una guerra justa por su supervivencia, y la CPI está intentando equiparar a los funcionarios israelíes con los malvados terroristas que perpetraron la masacre del 7 de octubre”, declaró este lunes Mike Johnson, el presidente de la Cámara de Representantes: “Ante la falta de liderazgo de la Casa Blanca, el Congreso está revisando todas las opciones, incluidas las sanciones, para castigar a la CPI y garantizar que sus dirigentes afronten las consecuencias si siguen adelante”.

Las palabras de Johnson se producen justo cuando Karim Khan, fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI) solicitó este lunes la detención del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y de su ministro de Defensa, Yoav Gallant, por su gestión de la ofensiva israelí liderada contra el grupo terrorista Hamás en Gaza.

En el mismo anuncio, la CPI ordenó las detenciones del líder de Hamás, Yahya Sinwar, el comandante del ala militar de Hamás, Mohammed Diab Ibrahim Al-Masri, y el jefe del buró político de Hamás Ismaíl Haniyeh.

Además de Johnson, diversos republicanos del Congreso cuestionaron duramente a la CPI por equiparar la “legítima defensa” de Israel con los ataques terroristas de Hamás, prometiendo duras sanciones contra los funcionarios de la corte.

Por ejemplo, el senador republicano Lindsey Graham declaró que va a “trabajar febrilmente con colegas de ambos lados del pasillo en ambas Cámaras para imponer sanciones condenatorias contra la CPI”.

El senador Tom Cotton (R-Ark.), dijo en un comunicado que “el tribunal canguro de Khan no tiene jurisdicción en Israel para perseguir estos ‘cargos’ antisemitas y políticamente motivados", y, por ello, intentará asegurarse de que Khan, sus asociados y familiares no “vuelvan a poner un pie en Estados Unidos”.

Algunos legisladores demócratas, posicionándose en contra de las voces progresistas de su partido, también se unieron a los republicanos para criticar el anuncio de la CPI.

El representante Ritchie Torres (D-NY) tachó las órdenes de detención contra Netanyahu y Gallant de “retribución contra Israel por el pecado original de existir como Estado judío y el pecado posterior de defenderse en medio del día más mortífero para los judíos desde el Holocausto”.

De acuerdo con Axios, la Cámara de Representantes podría votar esta misma semana por aplicar sanciones contra la CPI, una situación que volverá a enfrentar a los demócratas aliados de Israel y al ala más progresista del partido, que se posiciona claramente en favor de Palestina y que ha adoptado una postura antisemita a lo largo de la guerra en Gaza.

Además de Torres, otros demócratas, como la representante por Florida Debbie Wasserman, afirmaron que no hay equivalencia entre Israel y Hamas y que equipararlos “demuestra el enorme fracaso moral de la CPI”.

Las duras críticas contra la organización llegan luego de que diversos miembros de Congreso intentaran durante semanas prevenir el procesamiento de la CPI contra funcionarios israelíes, en un esfuerzo que terminó fracasando y ahora, según la propia Casa Blanca, desemboca en un escollo más para lograr un ansiado alto el fuego en Gaza a cambio de la liberación de rehenes.