Los legisladores de Luisiana aprueban la ley que permite a las fuerzas estatales detener a inmigrantes indocumentados

Se espera que el gobernador republicano, Jeff Landry, firme el texto en los próximos días para equiparar al estado sureño con Texas, Misisipi, Florida y Arkansas.

Luisiana se suma a los estados que ya tienen una ley estatal para detener a los inmigrantes indocumentados por sus propios medios. La Legislatura Estatal de Luisiana aprobó este martes su proyecto de ley para actuar contra los sospechosos de ser indocumentados. Tan solo falta la firma del gobernador Jeff Landry.

La Legislatura, de mayoría republicana, promovió este proyecto de ley para equipararse a las políticas ya aprobadas en Texas, Misisipi, Arkansas y Florida. El texto ya ha completado todo su recorrido en la Cámara de Representantes y el Senado y se espera que el gobernador republicano firme en los próximos días.

La SB388 da cobertura legal a las fuerzas policiales locales para ejercer arrestos. Previo a esta propuesta de ley, es una competencia exclusiva de las agencias federales. Es la segunda ley de un paquete legislativo que pretende reformar las normas de migración dentro de las competencias estatales.

El jueves anterior se aprobó la SB208 que prohíbe que las ciudades del estado de Luisiana se declaren como santuario para los inmigrantes, con el objetivo de evitar que se repitan las situaciones como la de Nueva York o Denver, Colorado. Finalmente, la SB279, que está aún en fase de debate, prevé impedir que los indocumentados puedan obtener licencias de conducción.

El estado de Texas, dirigido por el republicano Gregg Abbott, fue el primero en promover este tipo de leyes que aumentan las restricciones contra los inmigrantes ilegales. Se considera como una reacción directa a la crisis fronteriza que atraviesa la frontera sur del país. En Texas sin embargo, la ley que permite a las fuerzas locales arrestar a sospechosos de ser indocumentados fue llevada a los tribunales por un juez y se encuentra bloqueado por el momento.