Los inmigrantes lideran el número de empleos añadidos a la economía desde 2019

Un informe del Centro de Estudios de Inmigración reveló que desde que Joe Biden asumió el cargo de presidente han sido contratados 3,2 millones trabajadores nacidos en el extranjero y sólo 971.000 ciudadanos nativos americanos.

Un informe del Centro de Estudios de Inmigración (CEI) reveló que la mayoría de los puestos de trabajo que se han añadido a la economía del país desde 2019 -cuando Joe Biden asumió el cargo de presidente- han sido de trabajadores nacidos en el extranjero.

El presidente Biden afirmó en abril que Estados Unidos tiene 'la mejor economía del mundo', con un mercado laboral que el New York Times llama 'históricamente fuerte'. Desafortunadamente, demasiados nacidos en EEUU se están perdiendo el supuesto "auge de la creación de empleo". 

Según el estudio del CEI, los inmigrantes -tanto legales como ilegales- son las personas que más han sido empleadas en los últimos cinco años. El análisis pone en evidencia cómo -desde mayo de 2019- 971.000 empleos han sido ocupados por ciudadanos nacidos en EEUU, respecto a 3,2 millones ocupados por los trabajadores nacidos en el extranjero:

Es cierto que el país ha añadido millones de puestos de trabajo desde el apogeo del Covid. Sin embargo, la mayor parte de ese crecimiento del empleo se ha ido a los inmigrantes, tanto legales como ilegales. La encuesta de hogares del Gobierno muestra que solo había 971.000 estadounidenses nacidos en Estados Unidos más empleados en mayo de 2024 en comparación con mayo de 2019 antes de la pandemia, mientras que el número de inmigrantes empleados ha aumentado en 3,2 millones.

El deterioro de la tasa de participación laboral

La tasa de participación en la fuerza laboral ha caído a su punto más mínimo para los hombres que están "en sus mejores años de trabajo" (25-54 años):

A pesar de 'la mejor economía del mundo', la participación en la fuerza laboral de los hombres de 25-54 años nacidos en EEUU se mantiene en mínimos históricos en comparación con los máximos anteriores en el ciclo económico.

"Hay una literatura significativa que muestra que estar fuera de la fuerza laboral está asociado con patologías sociales como la delincuencia, el aislamiento social, las muertes por sobredosis y la dependencia del bienestar," señala el informe.

Los responsables políticos deberían considerar fomentar el trabajo entre los millones de estadounidenses en edad de trabajar al margen económico en lugar de ignorar el problema y seguir permitiendo un gran número de inmigrantes legales e ilegales.