fbpx

La inflación obliga a gastar los ahorros

Los precios suben, pero los sueldos no lo. Las familias ciudadanos hacen frente a esta situación utilizando los ahorros que acumularon durante la pandemia.

Los precios suben, pero los sueldos no lo. Las familias ciudadanos hacen frente a esta situación utilizando los ahorros que acumularon durante la pandemia.

Los precios han crecido un 8,6% en el último año. Sólo en el mes de mayo, los precios aumentaron de media un punto; de mantenerse esta tendencia, la inflación acabaría superando el 12%

La renta cae; el consumo, no

Desde abril de 2021, el ingreso disponible se ha mantenido en el entorno de los 55.500 dólares de media. Pero como cada mes que pasa esos dólares valen menos, porque sirven para compran menos bienes, la renta disponible real se ha reducido.

Según la oficina de análisis económico (BOA), la renta real (es decir, descontada la inflación) ha caído desde abril de 2021. Medida en dólares de 2012, la renta disponible media era en abril del año pasado de 16.146,9 dólares anuales. El último dato, que es de mayo de este año, es de 15.144,8 dólares de 2012. Es decir, que la renta real ha caído un 6,2% en 13 meses

La renta ha caído, pero el consumo no. Medido en términos reales, también en dólares de 2012, el consumo medio ha subido desde abril del pasado año en un 1,5%. ¿Cómo financian los americanos mantener o incrementar el consumo mientras la inflación devora sus ingresos? Con ahorro. 

El fin del ahorro

En el primer trimestre de 2021, el ahorro personal bruto de los americanos alcanzaba los 7,90 billones (trillions) de dólares. Desde entonces ese ahorro ha caído un 31,6% hasta los 5,41 billones. 

Moody’s observa la misma tendencia. Una información del diario Wall Street Journal que recoge datos de Moody’s, muestra que los estadounidenses aumentaron sus ahorros en 2,7 trillones durante la pandemia, pero que ahora están tirando de ellos para mantener el nivel de vida. El WSJ cita a Mark Zandi, economista jefe de Moody’s, quien dice que “la mayoría de los hogares tiene un colchón de efectivo para navegar a través de esta inflación, muy alta”.