La Cámara finalmente votará para autorizar el impeachment de Biden y su hijo podría ir a la cárcel si se niega a testificar

Así lo anunció Mike Johnson, quien además señaló que " la Casa Blanca ahora está obstaculizando esa investigación".

Luego de muchas idas y vueltas, Mike Johnson (R-LA) confirmó que la Cámara de Representantes votará para autorizar el impeachment a de Joe Biden. El presidente de la Cámara Baja acusó también a la Casa Blanca de intentar obstruir la investigación, al mismo tiempo que señaló que Hunter Biden podría ir a la cárcel si se niega a testificar frente a los legisladores.

Johnson, quien logró quedarse con el mazo luego de la remoción de Kevin McCarthy impulsada por Matt Gaetz, se expresó el martes en una conferencia de prensa.

"Hemos llegado a esta especie de punto de inflexión, porque la Casa Blanca está obstaculizando la investigación. Se niegan a entregar testigos clave para que puedan testificar como han sido citados, se niegan a entregar miles de documentos de los Archivos Nacionales, y la Cámara no tiene otra opción ... [que] adoptar formalmente una investigación de destitución en el pleno para que cuando las citaciones sean impugnadas en los tribunales, estemos en la cúspide de nuestra autoridad legal", indicó.

A su vez, abordó la situación de los republicanos moderados, que hasta el momento no parecían muy convencidos con la idea del juicio político al presidente.

"Este voto no es un voto para destituir al presidente Biden, es un voto para continuar la investigación de la destitución y ese es un paso constitucional necesario. Que alguien esté a favor o en contra de la destitución carece de importancia en este momento. Tenemos que continuar con nuestra responsabilidad legal", continuó el republicano.

La investigación, basada en cómo el presidente habría ganado dinero en el extranjero mientras era vicepresidente de Barack Obama, se aceleró en las últimas semanas luego de que James Comer (R-KY), presidente del Comité de Supervisión de la Cámara, citara oficialmente a Hunter Biden, su tío James y algunos socios comerciales de ambos.

"Esta investigación del impeachment (...) sigue proporcionando al pueblo estadounidense las respuestas que exige y merece. Han encontrado más de 10 millones de dólares procedentes de China, Rusia, Ucrania y Rumanía canalizados a través de los corruptos esquemas de tráfico de influencias para llenar los bolsillos de la familia del crimen Biden", indicó recientemente la congresista Elise Stefanik (R-NY).