El DOJ pide prisión para Aimee Harris, acusada de robar el diario de Ashley Biden

La Administración Biden también solicitó tres años de libertad vigilada para la encausada, quien se declaró culpable de cometer el delito hace dos años.

El Departamento de Justicia (DOJ) pidió entre cuatro y diez meses de prisión más tres años de libertad vigilada para Aimee Harris, quien se declaró culpable hace dos años de robar el diario y otras propiedades -como un celular y fotografías- de Ashley Biden, hija menor de Joe Biden.

A través de una carta emitida al juez instructor, el DOJ confirmó su solicitud y explicó también que la acusada pidió el retraso de su vista para ser sentenciada en una docena de ocasiones:

El Gobierno presenta respetuosamente esta carta suplementaria antes de la sentencia de la acusada Aimee Harris, actualmente programada para el 9 de abril de 2024, a las 11:00 a.m. - la duodécima fecha de sentencia que este Tribunal ha fijado para la acusada. Por las razones expuestas a continuación, el Gobierno presenta respetuosamente una recomendación revisada para la sentencia que se impondrá en este caso. Sobre la base de toda la información de que dispone actualmente el Gobierno, y de conformidad con los factores de sentencia establecidos en 18 U.S.C. § 3553(a), el Gobierno sostiene que el Tribunal debe imponer una sentencia dentro del rango de las Directrices aplicables de 4 a 10 meses de prisión, seguida de tres años de libertad supervisada.

Los fiscales también escribieron que Harris "burlaba la ley" cada vez que pedía retrasar las vistas para la sentencia:

En el fondo, la flagrante falta de respeto de la acusada por la ley, incluidas las órdenes de este Tribunal -incluso después de declararse culpable en este caso-, demuestra una abdicación de la responsabilidad por su conducta y aboga firmemente por una sentencia de encarcelamiento. En particular, la acusada ha demostrado ser completamente insumisa a la supervisión judicial, de modo que una sentencia que implique simplemente la libertad condicional no será suficiente para disuadirla de seguir burlando la ley.

El robo del diario

Los hechos sucedieron en septiembre de 2020. Harris se encontraba viviendo temporalmente en la residencia de Biden, ubicada en Delray Beach (Florida), cuando decidió robar los objetos personales.

Acto seguido, Harris procedió a venderlos, contando con la ayuda de Robert Kurlander, también encausado. Fue el grupo conservador Project Veritas el que adquirió el material y pagó a cada uno de los ladrones 20.000 dólares.

Project Veritas nunca llegó a publicar el material en su sitio web, pero sí lo hizo otra plataforma llamada Flyover Media, según informó The Hill.