Jurar la bandera dejará de ser un requisito para los alumnos de una escuela de Maryland tras presiones externas

Un grupo que dice defender la libertad de expresión criticó la cláusula haciendo alusión a la Primera Enmienda.

La escuela primaria Twin Ridge, ubicada en Mount Airy (Maryland), se vio obligada a retirar la cláusula que pedía a los alumnos y el personal jurar la bandera, después de que Foundation for Individual Rights and Expression (FIRE), una organización sin ánimo de lucro que dice defender el derecho a la libertad de expresión y de pensamiento, criticase al centro educativo por su norma.

"FIRE exige a una escuela primaria pública de Maryland que se retracte de su directriz inconstitucional de que los alumnos y el personal deben ponerse de pie y saludar a la bandera de EEUU durante el juramento a la bandera", dijo la organización en un comunicado.

"La Primera Enmienda no solamente protege el derecho a expresarse, sino también el derecho a abstenerse de hacerlo", señaló la responsable de programas de FIRE, Stephanie Jablonsky. "Eso incluye negarse a saludar a la bandera. El patriotismo obligatorio no es patriotismo en absoluto".

La cláusula de la escuela decía que "todos los alumnos y profesores están obligados a ponerse de pie y de cara a la bandera y, mientras están de pie, hacer un saludo aprobado y recitar al unísono el juramento a la bandera".

"Todo el mundo debería hacer el juramento"

Las críticas a la escuela por obedecer a lo que tratan de imponer algunos y a FIRE por oponerse al patriotismo no tardaron en llegar. Una madre de Maryland llamada Kathleen Champion habló con Fox News para opinar que el juramento a la bandera debería ser obligatorio en prácticamente todos los casos.

"Creo que todo el mundo debería hacer el juramento. Entiendo que algunas personas tengan creencias religiosas que les hagan diferir de él, y eso tiene sentido. Creo que esa debería ser la única excepción. Pero, sinceramente, no entiendo por qué la gente tiene problemas para ponerse de pie y decir el juramento en este país", explicó Champion. "Creo que uno de los grandes problemas es que nuestros alumnos no saben realmente por qué no se ponen de pie para el juramento. Si las escuelas les animaran a hacerlo, creo que se pondrían de pie".