Juicio de Trump en Nueva York: tras las polémicas instrucciones del juez Merchán, el jurado termina su primer día de deliberación

El expresidente tras salir de la Corte en Manhattan lamentó que “ni la Madre Teresa puede superar esas acusaciones”. Expertos legales y aliados republicanos criticaron el proceso.

El juicio penal de Donald Trump por “pago de silencio” en Nueva York, el primero contra un expresidente en la historia de Estados Unidos, acaba de entrar en etapa de desenlace luego que el jurado de doce neoyorquinos —compuesto por siete hombres y cinco mujeres— se marchara a deliberar tras las instrucciones del juez Juan Merchán.

Ahora estas doce personas decidirán el futuro legal y político más inmediato de Trump, quien podría enfrentar una pena que va desde la libertad condicional hasta cuatro años de cárcel en caso de ser encontrado culpable.

Las deliberaciones del jurado normalmente son impredecibles, sobre todo cuando el caso es complejo. Lo más común es esperar días o semanas hasta obtener un veredicto. El juez Merchán dijo que el jurado podría deliberar hasta las 16.30 ET este miércoles. Posteriormente, aún no hay un esquema o cronograma definido sobre cuánto durarán las deliberaciones.

¿Qué son las instrucciones del juez, por qué son tan importantes y por qué están siendo cuestionadas?

Merchán, cuestionado duramente por Trump durante las últimas semanas, hoy realizó el paso conocido como instrucciones del juez. En este punto, el juez le explica al jurado cómo aplicar la ley al caso.

Trump está acusado de 34 delitos graves por falsificación de registros comerciales en relación con un presunto pago de $130.000 realizado a una estrella porno, Stormy Daniels, durante la campaña electoral de 2016.

El Estado arguye que este pago se hizo para comprar el silencio de la actriz porno sobre una supuesta aventura que tuvo con el expresidente.

Según la Fiscalía, el antiguo intermediario de Trump, Michael D. Cohen, apodado por el Estado como “el reparador”, realizó el pago y el mismo fue devuelto por Trump, quien, según la acusación, ocultó la naturaleza del reembolso.

Como falsificar registros comerciales es un delito menor, para que Trump sea encontrado culpable de un delito grave el juez explicó al jurado que debe hallar, basándose en la evidencia, que el expresidente cometió el primer delito (falsificar registros comerciales) al intentar ocultar un segundo delito.

"Ese presunto segundo delito, dijo al panel, es un delito de la ley electoral estatal que hace ilegal conspirar para promover la elección de un candidato por medios ilegales", se lee en una explicación del Wall Street Journal. "Los jurados pueden no estar de acuerdo sobre cuáles son esos medios ilegales, dijo el juez, pero aún así declarar culpable a Trump. Les ofreció varias opciones: una violación de la ley tributaria, un delito federal de financiamiento de campañas y un delito menor de falsificación de registros estatales".

En este punto empieza la polémica y los cuestionamientos contra Merchán.

Las instrucciones del juez —un paso crucial para la resolución del caso— generó mucha expectativa luego de que terminaran los alegatos finales de la defensa y el Estado durante la jornada del martes. Ahora, muchos analistas y expertos legales de medios conservadores están denunciando que Merchán bajó de forma inequívoca el umbral de la carga penal para conseguir un veredicto de culpabilidad.

En primer lugar, según el reconocido catedrático y experto legal Jonathan Turley, Merchán admitió la posibilidad de que Trump haya cometido una violación a la ley electoral según una dudosa teoría legal de la Fiscalía.

Durante los alegatos finales, el fiscal Joshua Steinglass dijo que el pago de Trump a Daniels a través de Cohen significó una “subversión” a la democracia y constituyó un fraude masivo a los electores porque se “enterró” la historia de la actriz porno cuando estaba cerca de salir en los medios.

Sin embargo, Turley y otros expertos legales han explicado que un acuerdo privado para “silenciar” una historia no implica un delito electoral. De hecho, ya esta potencial violación a la ley electoral federal había sido investigada y nunca se encontró que Trump hubiese cometido delito alguno. A pesar de este hecho, Merchán dio una instrucción que podía complicar el caso para la defensa.

“El juez Merchán está dando la instrucción estándar de que pueden llegar a conclusiones basadas en hechos como deducir que llovió por ver a gente con impermeables. Es una instrucción bastante pintoresca después de que Merchán permitiera a los fiscales afirmar como un ‘hecho’ que se produjeron violaciones de las elecciones federales en este caso. No hay tal violación en este caso, pero Merchán no hizo nada para corregir la impresión errónea”, dijo el experto Turley.

Esta no fue la única instrucción cuestionada del juez por Turley u otros expertos legales.

El exfiscal, exrepresentante y ahora presentador de televisión Trey Godwy, que estuvo presente en la corte, criticó severamente al juez Merchán por no enviar una copia de las instrucciones a la sala del jurado.

“Estamos a punto de presenciar el dualismo de algo que es simultáneamente muy importante y aburrido. A muchos abogados, incluyéndome, les costó mucho seguir las instrucciones del jurado en el tribunal. Hay que preguntarse cómo pueden hacerlo los no profesionales”, dijo Godwy, explicando que el jurado podría perderse ante la gran cantidad de potenciales delitos por deliberar.

No obstante, quizás la instrucción más polémica fue la de cómo llegar a un veredicto unánime.

Según Merchán, como el jurado debe determinar si Trump es culpable de un primer delito (falsificación de registros) para encubrir otro delito (hay tres en disputa), no es necesario que todo el jurado esté de acuerdo sobre qué segundo delito se violó para llegar a un veredicto unánime. Esta situación provocó duras críticas contra el juez, especialmente por Turley, que llamó a esta instrucción el “golpe de gracia” para la defensa.

"Merchán acaba de dar la instrucción del golpe de gracia", explicó Turley. "Dijo que no hay necesidad de ponerse de acuerdo sobre lo que ocurrió. Pueden estar en desacuerdo sobre cuál fue el crimen entre las tres opciones. Por lo tanto, esto significa que podrían dividirse 4-4-4, y él aún los tratará como unánimes”.

Sobre este punto, Godwy también señaló que, con esta instrucción, el veredicto para Trump puede ser más complejo para lograr una absolución: “Parece que este es un caso de todo o nada, suponiendo que, a efectos de argumentación, haya un veredicto y no un jurado en desacuerdo”.

Esta instrucción es importante porque, según la Fiscalía, además de un potencial delito electoral, en este caso se tiene conocimiento de una potencial conspiración y una posible violación fiscal.

Merchán, según los expertos legales, dio cabida a estas teorías legales y dio instrucciones al jurado sobre cómo determinar si Trump es culpable o no de conspiración.

La reportera Lydia Hu, de la cadena Fox News, se encontraba dentro de la sala del tribunal y explicó lo que exactamente dijo Merchán al jurado sobre el delito de conspiración.

“Dijo que el mero conocimiento de una conspiración no convierte al acusado en cómplice de la conspiración. Los fiscales deben demostrar la intención", dijo Hu. “Además, estar presente con otros cuando forman una conspiración no significa que el acusado sea parte de la conspiración”.

En este punto, el juez también habló sobre el testimonio de Cohen y fue enfático en decirle al jurado que el testimonio del exabogado de Trump no debe ser considerada evidencia suficiente para encontrar culpable al acusado.

Sin embargo, eso no significa que el testimonio de Cohen no sea importante para las deliberaciones, de hecho, es un eje central, porque el jurado, por ejemplo, podría encontrar intención de Trump en conspirar basándose parcialmente en el testimonio del exabogado y la evidencia que presentó la Fiscalía.

Los expertos legales —especialmente los críticos del proceso— también coincidieron en que las potenciales violaciones fiscales son un problema muy serio para Trump en este caso por la teoría legal que permitió el juez Merchán.

“Parece que una vulnerabilidad real para Trump es el delito fiscal. No hemos hablado mucho de ello y durante el juicio no se prestó mucha atención a los cargos fiscales. Pero, como acaba de señalar Merchán, se podría haber cometido un delito fiscal incluso si no hubiera habido un pago insuficiente de impuestos. Los fiscales argumentaron ayer que declarar dinero como ingreso cuando se trataba de un reembolso es un delito incluso cuando no da lugar a un pago insuficiente de impuestos”, dijo Hu de Fox News.

Este análisis tuvo el visto bueno de Turley, quien mencionó que aquí el juez, al igual que en la ley electoral, también permitió que el jurado delibere sobre un presunto delito cuya interpretación legal es “peligrosamente vaga” para este caso.

Reacciones a las instrucciones del juez

El expresidente Donald Trump fue el primero en cuestionar las instrucciones del juez Merchán al salir de la corte, explicando que “ni la Madre Teresa puede superar esas acusaciones” tras citar a diferentes expertos legales.

En su cuenta en Truth Social, amplió mucho más su crítica contra las instrucciones y las calificó como las "más parcializadas e injustas en la historia judicial".

Diversos aliados del expresidente, desde senadores hasta representantes, también criticaron al juez Merchán por sus instrucciones al jurado.

“El juez del caso Trump en Nueva York acaba de decirle al jurado que no tienen que ponerse de acuerdo unánimemente sobre qué delito se cometió siempre y cuando todos elijan al menos uno. ¡¡¡Y que entre los crímenes que pueden elegir están aquellos de los que Trump NI SIQUIERA FUE ACUSADO!!!”, escribió el senador Marco Rubio (R-FL).

“Este es exactamente el tipo de juicio falso utilizado contra opositores políticos del régimen en la antigua Unión Soviética”.

Representantes como Jim Jordan, Mike Collins o Andy Biggs también se sumaron a los cuestionamientos de las instrucciones del juez.

De acuerdo con Fox News Digital, al momento de publicar este artículo, el jurado, en medio de sus deliberaciones, entregó una nota al juez solicitando cuatro evidencias: el testimonio del editor del tabloide National Enquirer David Pecker sobre la conversación telefónica con Trump, el testimonio de Pecker sobre su decisión de no financiar los derechos de vida de Karen McDougal, el testimonio de Pecker en la reunión de la Torre Trump y el testimonio de Cohen en la reunión de la Torre Trump.

De manera, está a punto de culminar el primer día de las deliberaciones del jurado y ahora resta esperar el destino del expresidente en medio de duros cuestionamientos a la integridad del proceso.