Un juez desestima el cargo de intento de asesinato y otras acusaciones estatales contra el agresor de Paul Pelosi

Un tribunal federal condenó a David DePape el mes pasado a 30 años de prisión federal por intentar atacar con un martillo al marido de Nancy Pelosi.

Un juez desestimó este jueves el cargo de intento de asesinato así como otras acusaciones estatales contra el agresor de Paul Pelosi. La nueva sentencia se conoce un mes después de que un tribunal federal condenase a David DePape el mes pasado a 30 años de prisión por intentar atacar con un martillo al marido de Nancy Pelosi.

Según alegó la Oficina del Defensor Público de San Francisco en un escrito al que obtuvo acceso KQED , el magistrado decidió desestimar estos cargos basándose en el argumento de que caen bajo doble incriminación y, por tanto, se ejecutarían simultáneamente con cualquier pena que tuviese ya impuesta en el juicio estatal:

Una vez que se dictó sentencia en el caso federal del Sr. DePape, el gobierno quedó excluido, en virtud de las leyes de doble incriminación, de procesarlo por cualquier cargo estatal derivado de los mismos actos por los que fue condenado en el tribunal federal. Tras el pronunciamiento de la sentencia del tribunal federal el pasado viernes, nuestra oficina presentó inmediatamente una moción para desestimar el caso estatal sobre la base de estos estatutos.

Por este motivo, el juez decidió desestimar los cargos estatales por intento de asesinato, abuso de personas mayores y agresión con arma mortal. Tras cumplir la condena por estos delitos, explicó AP, lo más probable es que las autoridades deporten a DePape de regreso a Canadá.

DePape aseguró que pretendía secuestrar a Nancy Pelosi por sus palabras sobre el "Russiagate"

Sí se mantienen las imputaciones por encarcelamiento falso, robo residencial, amenaza a un familiar de un funcionario público, intento de influir en un testigo y secuestro agravado, ya que estos cargos no formaron parte del juicio federal. DePape se declaró inocente de todos estos delitos.

Sin embargo, durante su testimonio en el juicio federal, el agresor aseguró que pretendía secuestrar a Nancy Pelosi, interrogarla y "romperle las rótulas" si ella no admitía las mentiras que dijo sobre el "Russiagate", en referencia a la investigación sobre la interferencia rusa en la campaña presidencial de 2016.