Informe: 194 agentes asesinados entre 2021 y 2023, más que en cualquier otro trienio de las últimas dos décadas

El FBI informó de que 79.091 autoridades fueron atacados en acto de servicio el pasado año, 466 heridos por arma de fuego.

La violencia emprendida contra las autoridades policiales en los últimos tres años supera con creces a cualquier otro trienio de las últimas dos décadas. Según el informe Officers Killed and Assaulted in the Line of Duty, 2023 Special Report publicado por el FBI, entre 2021 y 2023 194 policías o miembros de otros cuerpos de seguridad fueron asesinados cuando se encontraban en acto de servicio (73 en 2021, 61 en 2022 y 60 en 2023).

Valorando únicamente los datos de 2023, en la región Sur fue donde más agentes fueron asesinados (20), seguida de la región Medio Oeste (16), de la región Oeste (12) y, por último, la región Noreste (10). En Puerto Rico y otros territorios, dos.

Por otro lado, el informe revela también que, solo en el año pasado, se contabilizaron 79.091 agentes agredidos, siendo la cifra más alta de los últimos diez años. La mayoría de las agresiones se produjeron cuando las autoridades respondían a una alerta por ataques contra civiles (6.783 incidentes) y en operaciones contra el narcotráfico (4.879). También aumentó el número de autoridades que resultaron heridos por armas de fuego (466).

En los cuatro primeros meses de 2024, por el momento 19 agentes han sido asesinados en acto de servicio (uno más que en el mismo periodo del pasado año), mientras que 21 murieron por causas accidentales en su horario laboral (13 más que de enero a abril de 2023), según datos publicados recientemente. Una de las víctimas fue el oficial Jonathan Diller, quien fue asesinado el 25 de marzo cuando realzaba un control de tráfico rutinario.