Guerra contra la policía: récord de agentes tiroteados en los cuatro primeros meses de 2024

Hasta 136 policías resultaron heridos de bala entre enero y abril, de los que 20 murieron como consecuencia de las heridas.

El número de agentes tiroteados en lo que va de 2024 ha establecido un nuevo récord, lo que ha llevado a la Orden Fraternal de la Policía (FOP, por sus siglas en inglés) a denunciar que existe una "guerra contra la Policía". Entre enero y abril se registraron 136 oficiales alcanzados por balas (uno cada 21 horas), de los que 20 perdieron la vida como consecuencia de sus heridas. Los sindicatos policiales siguen presionando a los congresistas para que aprueben el proyecto de ley Proteger y Servir que pretender acabar con las emboscadas a los policías (26 en los cuatro primeros meses del año).

Más agentes tiroteados cada año

Según el vicepresidente del FOP, Joe Gamaldi, en los últimos años se ha producido un aumento del 60% en el número de agentes tiroteados. Según la información facilitada por la organización, la diferencia entre 2023 y 2024 es apenas un 1% superior, pero supone un incremento respecto al récord anterior, establecido ese mismo año. Las cifras confirman, además, la tendencia al alza de los ataques contra los uniformados.

Además, los 136 agentes tiroteados en estos cuatro meses suponen un aumento del 10% respecto a los que lo fueron en 2022, uno de los años más mortíferos para los policías, que terminó con 62 uniformados muertos por herida de bala. El año con más bajas como consecuencia de este tipo de ataques fue 2021, con 64. Desde 2022, el número de oficiales asesinados no ha vuelto a alcanzar los 60, a pesar de que el número de asaltos ha crecido considerablemente. Sin embargo, los 20 asesinados hasta abril de 2024 suponen un incremento del 25% respecto a las mismas fechas del pasado curso y un 5% respecto a 2022.

Se disparan las emboscadas

Otra de las grandes preocupaciones de los agentes es el creciente número de emboscadas contra policías de servicio. En los cuatro primeros meses de 2024 se registraron 26, en la que 34 oficiales resultaron heridos y 6 fueron asesinados.

Por estados, Florida encabeza la lista con 12 agentes tiroteados en este tiempo, seguido de Carolina del Norte con 10 y Tennessee con 8. En Nueva York, que también está en los primeros puestos con 7 miembros de las fuerzas del orden heridos de bala en este periodo, se produjo el caso más mediático de los últimos tiempos: el asesinato del agente Jonathan Diller durante una parada de tráfico al ser disparado por un criminal que se resistió a ser identificado. Su muerte produjo un gran revuelo e incluso Donald Trump asistió a su funeral, que la gobernadora de Nueva York, la demócrata Kathy Hochul abandonó abruptamente tras ser abucheada por los asistentes.

Las cifras señalan únicamente los agentes que han resultado heridos o muertos por armas de fuego. No se incluyen los incidentes en los que agentes fueron tiroteados pero no resultaron alcanzados por las balas ni otro tipo de ataques o agresiones con otro tipo de armas u objetos contundentes.