El Tribunal Supremo de Texas ratificó la ley estatal del aborto y descartó una demanda que exigía detalles sobre excepciones

Veinte mujeres demandaron al estado pidiendo que se detallaran las excepciones médicas que permitían terminar un embarazo, argumentando que la ley actual lleva a los doctores a rechazar intervenciones incorrectamente.

La Corte Suprema de Texas rechazó este viernes una demanda que impugnaba su ley de aborto en un fallo unánime: los nueve jueces refrendaron la norma que, según la demanda, no aclara lo suficiente cuándo se permiten excepciones por motivos médicos.

En marzo del año pasado, cinco mujeres que aseguraron haber transitado embarazos riesgosos que afectaron su salud, y a las que se les denegó un aborto, acudieron a los tribunales para solicitar que se clarificase cuáles son las emergencias médicas que permiten terminar un embarazo. Dos médicos también se presentaron como demandantes, y a todos ellos se sumaron otras 15 mujeres. 

Meses más tarde, un juez del condado de Travis estableció, mediante una medida cautelar, que podía realizarse un aborto si un médico consideraba de "buena fe" que era necesario, pero el fiscal general del estado, Ken Paxton, apeló.

Con este pronunciamiento, el máximo tribunal estatal dijo que las excepciones, tal como están escritas, son lo suficientemente amplias y que los médicos estarían malinterpretando la ley si se negaran a realizar un aborto cuando la vida de la madre está en peligro: "La ley de Texas permite un aborto para salvar la vida", resolvieron los jueces este viernes, en palabras recogidas por AP. 

La legislación texana, sostuvieron, es lo suficientemente clara. No hay justificación constitucional para apostillar su texto con mayores precisiones.

Hoy, el Tribunal Supremo de Texas confirmó por unanimidad la Ley de Protección de la Vida Humana, una de las leyes provida de nuestro estado.

Seguiré defendiendo las leyes promulgadas por la Legislatura y defenderé los valores del pueblo de Texas haciendo todo lo que esté en mi mano para proteger a las madres y a los bebés.