El papa Francisco se disculpa tras afirmar que "hay demasiada mariconería en los seminarios"

Con esas palabras, el sumo pontífice instó a vetar a los hombres homosexuales su ingreso en el sacerdocio.

El Vaticano ha tenido que reaccionar rápido tras los descalificativos pronunciados por el papa Francisco sobre los homosexuales. El sumo pontífice pidió disculpas después de que trascendieran comentarios suyos acusando una "demasiada mariconería en los seminarios" a la hora de tratar el acceso de los homosexuales al sacerdocio.

"El papa nunca ha querido ofender ni expresarse en términos homófobos, y dirige sus disculpas a quienes se han sentido ofendidos por el uso de un término, divulgado por otros", dijo el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, en un comunicado recogido por el medio oficial Vatican News.

"El papa Francisco está al corriente de los artículos que han salido recientemente sobre una conversación, a puerta cerrada, con los obispos de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI)", añadió Bruni. "En la Iglesia hay sitio para todos, ¡para todos! Nadie es inútil, nadie es superfluo, hay sitio para todos. Tal como somos, todos".

De acuerdo con los reportes, el papa Francisco estaba hablando en la asamblea de la CEI sobre la admisión de seminaristas cuando uno de los obispos preguntó específicamente sobre la admisión de hombres abiertamente homosexuales. El sumo pontífice respondió que era mejor no aceptar a alguien con esta tendencia, utilizando la palabra frociaggine (mariconería), un término que muchos medios han calificado de vulgar y ofensivo.