El DOJ acusa de cuatro delitos al denunciante que desveló que el Hospital Infantil de Texas realizaba tratamientos trans en menores

El cirujano Eithan Haim asegura que la agencia lo persigue para "silenciar a los denunciantes", que exponen corrupción médica o los peligros de las hormonas y cirugías infantiles.

El Departamento de Justicia (DOJ) acusó de cuatro delitos a Eithan Haim, doctor que reveló que el Hospital Infantil de Texas realizaba tratamientos trans en menores a pesar de que públicamente decía haber cerrado el programa.

"Había tres agentes fuertemente armados en mi puerta a las siete de la mañana del martes", contó Haim este jueves en sus redes sociales.

Aunque tanto él como sus abogados dicen desconocer los detalles de la acusación, sí saben que el DOJ apuntó contra el médico por presuntamente haber revelado información sensible de los pacientes del hospital.

Haim, en cambio, asegura que la agencia estatal lo persigue simplemente por "haber soplado el silbato sobre cómo el hospital de niños más grande del mundo mentía al público acerca de su programa de tratamientos transexuales”.

Christopher Rufo, el reportero a quien Haim filtró la información, aseguró que los documentos que recibió "se encontraban, en realidad, cuidadosamente editados": "Puedo confirmar que nada en la información que me llegó identificaba a ningún individuo", escribió Rufo en respuesta a la afirmación del DOJ de que el cirujano había violado la ley de registros médicos.

No son sólo Trump, Bannon y Navarro. La Administración Biden acusó a un médico que denunció el programa de cambio de sexo infantil del Hospital Infantil de Texas. Si amenazas al régimen, puedes ser el siguiente.

Rand Paul, senador por Kentucky, también salió en defensa de Haim:  

El DOJ de Biden está usando el lawfare contra un cirujano por haber revelado que un hospital de Texas realizaba operaciones de cambio de sexo a niños de tan sólo 11 años.

A los tribunales

Aunque en un principio Haim mantuvo su identidad en incógnito, en enero decidió revelar públicamente que se encontraba detrás de la filtración después de que agentes del DOJ, asegura, fueran a su casa a decirle que podía enfrentar una denuncia en una "demostración de fuerza altamente atípica, inesperada y agresiva".

"Creemos que este caso está siendo impulsado por una división altamente ideologizada dentro del Departamento de Salud y Servicios Humanos que tiene como objetivo silenciar a los denunciantes que exponen la corrupción médica institucionalizada y los peligros de estas intervenciones basadas en hormonas para niños o adolescentes confundidos", escribió Haim en una página en la que se encuentra recaudando fondos para su defensa legal.

"Mi cliente está ansioso por ir a juicio para contar su versión de los hechos", dijo la abogada del cirujano, Marcella Burke, a National Review. "Confío en que esto hará que se tome la decisión correcta".

Haim aparecerá por primera vez ante la corte el próximo lunes.