El Departamento de Salud Pública de San Francisco proporciona licor gratis a personas que luchan contra el alcoholismo

El proyecto llamado Programa de control de Alcohol consiste en servir dosis controladas de bebidas alcohólicas a participantes voluntarios que sufren de adicción, en su mayoría homeless.

El Departamento de Salud Pública de San Francisco (California) lleva años implementando un proyecto llamado Programa de control de Alcohol. Con este plan se proporciona alcohol (tragos de cerveza y vodka) gratuito a personas alcohólicas sin hogar (todo pago con dinero de los contribuyentes). Según el texto:

Es uno de los primeros programas piloto de control del consumo de alcohol del país (...) Estos programas piloto no son sólo para satisfacer las necesidades sanitarias inmediatas de esta población, sino también para recopilar las mejores prácticas con la esperanza de replicar el programa para las personas sin hogar de forma más amplia y en circunstancias distintas...

El programa consiste en servir dosis controladas de alcohol a participantes voluntarios que sufren de adicción. California Health Care Foundation describe el programa piloto en un artículo de 2020:

Establecido en países como Canadá y Australia, un programa de control de alcohol generalmente es administrado por una enfermera y personal de apoyo capacitado en una instalación como un refugio para personas sin hogar o un hogar de transición o permanente, y es un método para minimizar el daño a quienes consumen alcohol. Al prescribir cantidades limitadas de alcohol, el modelo tiene como objetivo prevenir los efectos potencialmente mortales de la abstinencia de alcohol, como convulsiones y lesiones.

HomelessnessCOVID19AlcoholM... by Veronica Silveri

"Proporcionar drogas gratis a los drogadictos no resuelve sus problemas"

El programa (que lleva aplicándose desde el año 2020 con la justificación de aumentar el aislamiento durante la pandemia del coronavirus), era poco conocido hasta que recientemente Adam Nathan, presidente del Ejército de Salvación de San Francisco, hiciera publicaciones en su cuenta de X criticando lo que presenció al visitar el centro donde se aplica el plan y los 2 millones de dólares que se gasta en este programa.

Dentro del vestíbulo, tenían barriles instalados en los grifos donde básicamente estaban dando cerveza gratis a las personas sin hogar que habían sido identificadas con AUD (trastorno por consumo de alcohol) (...) Está configurado para que la gente en el programa simplemente entre y tome una cerveza, y luego otra. Todo el día (...) Todo esto es muy extraño para mí y simplemente no me parece correcto. Proporcionar drogas gratis a los drogadictos no resuelve sus problemas. Simplemente los alarga. ¿Dónde está la recuperación en todo esto?

El programa comenzó con 10 camas y desde 2020 se ha ampliado a un programa de 20 camas que opera en un antiguo hotel, informó el San Francisco Chronicle.

Críticas hasta de la alcaldesa de San Francisco

Los funcionarios que apoyan el programa dicen que este ayuda a salvar vidas. Sin embargo, muchos están en contra de la aplicación del mismo. Una de las detractoras es la alcaldesa de San Francisco, London Breed, quien declaró hace unos meses que el plan "no estaba reduciendo el daño" sino "empeorando mucho las cosas".

Según Alice Moughamian, enfermera responsable del Programa Administrado de Alcohol y del Centro de Sobriedad de San Francisco, "el objetivo no es disminuir la cantidad de alcohol que se consume, ni reducir gradualmente a alguien hacia la abstinencia (...) El objetivo es mitigar los numerosos daños a la salud, legales e interpersonales asociados con el consumo inseguro de alcohol".

Moughamian comentó que el éxito inicial del programa fue lo que impulsó a los funcionarios de salud a ampliarlo especialmente ateniendo a la población latina e indígena. Aseguró que las enfermeras proporcionan a los alcohólicos una habitación de motel, tres comidas al día y suficiente alcohol "para satisfacer sus necesidades de adicción, pero manteniéndolos fuera de los niveles de intoxicación."