El atacante de Paul Pelosi pide disculpas, pero la jueza ratifica la sentencia por 30 años

La magistrada tuvo que reconsiderar la condena tras cometer el error de no permitir que David DePape hablara en su defensa durante la audiencia inicial.

El hombre que atacó con un martillo al esposo de la congresista Nancy Pelosi en 2022 se disculpó por el ataque durante una audiencia en un tribunal federal, realizada para reconsiderar su sentencia debido a un error judicial. A pesar de su disculpa, fue sentenciado otra vez a 30 años de prisión, sin cambios en la sentencia original.

Este martes, David DePape fue llevado nuevamente al tribunal de distrito de San Francisco para intentar reducir su sentencia por el intento de secuestro de un funcionario federal y la agresión a un familiar inmediato de un funcionario federal. Esto ocurrió después de que la jueza Jacqueline Scott Corley reabriera el proceso tras reconocer que no le dio la oportunidad de hablar durante su primera audiencia de sentencia, un error que va en contra de lo estipulado por la ley.

Durante la inusual audiencia, el hombre tuvo la oportunidad de hablar en su defensa y expresó su pesar por el ataque contra Paul Pelosi. "Me siento terriblemente herido por lastimar al Sr. Pelosi. Debí haberme ido a casa cuando descubrí que Nancy Pelosi no estaba allí", dijo.

Sin embargo, tras una breve declaración, la jueza Corley insistió en que la sentencia debía reflejar la gravedad del delito y servir como un disuasivo para otros que pudieran considerar irrumpir en las casas de funcionarios y atacar a sus cónyuges. Por esta razón, emitió la misma sentencia que dio hace poco más de una semana.

Corley condenó a DePape a 30 años de prisión, teniendo en cuenta los 19 meses que ya había cumplido mientras estaba bajo custodia.

El ataque

David DePape irrumpió en la casa de Nancy Pelosi con la intención de secuestrarla y someterla a un interrogatorio. Sin embargo, al ingresar a la propiedad, solo encontró a su esposo, Paul Pelosi.

Cuando dos agentes llegaron a la propiedad por una llamada al 911, DePape golpeó al esposo de la congresista varias veces en la cabeza con un martillo ocasionándole una fractura de cráneo y lesiones en el brazo y las manos.