fbpx

El 92% de los candidatos de Trump ha ganado las primarias

La capacidad del expresidente de imponer sus candidatos frente al establishment le otorga un poder muy grande dentro del GOP.

Donald Trump es el hombre más importante dentro del Partido Republicano. Nadie puede quedar al margen. O se está con él, o se está contra él. Pero lo cierto es que estar de su lado es una garantía de éxito casi total en las primarias. En concreto, una garantía de éxito del 92%, que es el porcentaje de victorias de los candidatos apoyados por él este año.

Se han terminado las primarias que han determinado qué candidatos competirán en las elecciones del 8 de noviembre para ser gobernadores, senadores o miembros de la Cámara de Representantes. En 2022 ha apoyado a 222 candidatos en las primarias, de los que 204 han salido victoriosos.

Contra el establishment republicano

En muchas ocasiones, sus candidatos se han impuesto a poderosos establishment locales. Es el caso de Don Bolduc, un general retirado, considerado un candidato muy conservador y que tendrá difícil ser senador en un estado tan azul como New Hampshire. Las encuestas, en estos momentos, le dan más de seis puntos de ventaja a la demócrata Maggie Hassan. Todo esto lo sabían los votantes registrados republicanos, pero optaron por él, de todos modos. 

Y se le oponía un candidato apoyado por la poderosa maquinaria republicana del estado. Chuck Morse, presidente del senado de New Hampshire, tenía el apoyo del gobernador Chris Sunuru, que ganó sin dificultad las primarias para ser el candidato a un cuarto mandato. Es sólo un ejemplo de muchos. Gioff Diehl, Karoline Leavitt… la lista sigue y sigue.

Los 10 del impeachment

Un caso particular es el de ‘los 10 del impeachment: los republicanos miembros de la Cámara de Representantes que votaron por recusar a Donald Trump. El destino no ha sido muy amable con ellos. Anthony González, Adam Kinzinger, Fred Upton y John Katko se retiraron. Tom Rice, Peter Meijer, Jamie Herrera Beutler y Liz Cheney, líder de la oposición republicana a Donald Trump, perdieron. Sólo Dan Newhouse y David Valadao ganaron sus respectivas primarias. Pero a Valadao no se le opuso un candidato de Donald Trump. 

El poder de Trump de apelar a las bases republicanas es tal que en 54 de las primarias ningún candidato alternativo al apoyado por él se atrevió a disputar la elección, según un análisis de BBC

Gobernadores, senadores y representantes

Tres de los 20 candidatos apoyados por el expresidente a liderar al Partido Republicano en elecciones a gobernador, han fallado: David Perdue (Georgia), Janice McGeachin (Idaho) y Charles Herbster (Nebraska). Los otros 17 han obtenido victoria. 

De los candidatos apoyados por Trump para llevar al Partido Republicano al Senado, uno se ha retirado (Sean Parnell, Pennsylvania). Otros dos han perdido, pero frente a otros candidatos también apoyados por él.

Para la Cámara de Representantes, todos los candidatos apoyados por Trump en Texas, Indiana, Ohio, Nebraska, Virginia Occidental, Pennsylvania, Kentucky, Arkansas, Alabama, California, Iowa, Montana, Mississippi, Virginia, Colorado, Illinois, Oklahoma, Utah, Arizona, Kansas, Missouri, Wyoming, Wisconsin, Florida y Luisiana, han ganado.

¿Signos de debilidad?

Con esa capacidad de conectar con las bases republicanas, Donald Trump ha adquirido un poder enorme dentro del Partido Republicano. Con todo, hay signos de que esa influencia podría estar empezando a debilitarse. 

El domingo dio un mitin en Ohio, y la participación fue muy escasa.

La popularidad entre todos los votantes sigue rondando el 40%, aunque los hechos demuestran que entre los republicanos sigue teniendo mucho tirón.