Dos apagones pudieron haber causado que el carguero impactara contra el puente de Baltimore, reveló una investigación federal

El primer corte eléctrico lo sufrió aproximadamente 10 horas antes de salir del puerto debido al cierre accidental de una compuerta de escape.

Los investigadores federales encargados del caso del colapso del puente Francis Scott Key, informaron que el buque portacontenedores que se estrelló contra la estructura de Baltimore sufrió dos cortes de energía: uno antes de partir del puerto y otro justo antes de la colisión con la estructura.

De acuerdo con el informe preliminar proporcionado este martes por la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB), el primer corte de energía ocurrió aproximadamente 10 horas antes de la salida del puerto de Baltimore. Este corte se debió al cierre accidental de una compuerta de escape por parte de un miembro de la tripulación, lo que provocó que el motor del barco se detuviera.

El capitán principal y el aprendiz del buque, en ruta desde Baltimore hacia Sri Lanka, no fueron informados sobre el corte de energía del día anterior. Poco después de la partida del puerto en la madrugada del 26 de marzo, la embarcación experimentó un nuevo apagón, lo que resultó en la pérdida de su rumbo.

Trayectoria del barco Dali que chocó contra un puente en Baltimore
(AFP)

Después del primer incidente eléctrico, la tripulación optó por cambiar el sistema de transformador y de disyuntor que habían estado utilizando durante varios meses a otro sistema que estaba activo en el momento de la partida.

Según el informe preliminar, este segundo apagón ocurrió a la 1:25 am, cuando un disyuntor eléctrico principal que alimentaba la mayoría de los equipos y luces del barco se activó inesperadamente. Esto resultó en la pérdida de potencia del barco y en el apagado del motor diésel de propulsión principal.

Aunque la tripulación logró restablecer la energía, solicitaron asistencia a los remolcadores mientras el piloto superior ordenaba el anclaje del barco como medida de precaución.

Sin embargo, un segundo fallo eléctrico ocurrió poco después, lo que finalmente llevó a la colisión del barco con el puente. Durante este último apagón, la tripulación pudo emitir una comunicación por radio marítima para alertar al tráfico en la zona, permitiendo detener el tránsito. Lamentablemente, el tiempo no fue suficiente para salvar a seis trabajadores que estaban reparando baches en el puente en ese momento.

La NTSB aclaró que aún está investigando la configuración eléctrica después del primer apagón en el puerto y su posible impacto en los eventos posteriores. Se espera que la investigación completa de la NTSB tome más de un año en completarse. Mientras tanto, el FBI también está llevando a cabo una investigación criminal sobre las circunstancias que condujeron al trágico accidente.